Tras haber marcado un récord de entre 2,8 y 3 millones de cabezas, la producción de terneros en 2014 caería 15,3%, según lo confirmaron los resultados de los diagnósticos de gestación sobre 330.271 vientres bovinos relevados por veterinarios privados. 

Así se expuso en el taller de evaluación de los diagnósticos de cría vacuna organizado por INIA. 

El índice se ubicó en 75,2% y la producción alcanzará unos 2,8 millones de cabezas. 

El mercado de ganado gordo cierra la semana mostrando mucha firmeza. La oferta se sigue achicando y la industria muestra avidez por todas las categorías. En las próximas semanas varias plantas pararán. 

Los mejores novillos alcanzan a los US$ 3,60 el kilo; en ovinos los corderos pesados cotizan a US$ 4 el kilo. 

Aunque el cumplimiento del Control de Campo Obligatorio impuesto por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), tuvo un alto grado de acatamiento, hay más de 2.000 productores que no pueden mover ganado y que se encuentran interdictos por no haber cumplido con el contralor. 

El índice de Novillo Mercosur calculado por la publicación Faxcarne está en US$ 3,57 por kilo de carcasa, subió un centavo respecto a la semana anterior. Este valor medio supera al de los cuatro países que lo conforman debido a que el precio del novillo de Argentina está corregido por el 15% de impuestos a la exportación. 

El gobierno sigue preocupado y estudia alternativas para darle mayor transparencia al negocio cárnico y principalmente, para generarle certidumbre al criador de terneros. Un asesor del presidente José Mujica se reunió con la Federación Rural. 

La poca oferta en la poszafra sigue impulsando los precios de las haciendas vacunas; en ovinos se mantiene la tónica de poca oferta y precios firmes. 

Alejandro Zambrano destacó que “ya tenemos una referencia de precios 10% por encima” de un primer semestre “raro”. 

Se destacó la venta de la categoría cordero pesado que alcanzó una cotización máxima de US$ 3,90. 

La industria frigorífica busca promover un acuerdo entre los ganaderos, pidiéndole a las gremiales que determinen y acuerden la diferencia de precios entre terneros y novillitos, para darle seguridad al criador. En un mes volverán a reunirse. 

Se estima que la suba sea de $5 por kilo en todos los cortes. 

Los precios en el mercado de haciendas siguen tonificándose, impulsados por una oferta que se reduce cada vez más. Hace una semana atrás el novillo gordo se pagaba US$ 3,30 por kilo de carne (segunda balanza) y hoy es corriente -siempre y cuando sean ganados buenos y pesados- lograr US$ 3,50 por kilo de carne. En el caso de la vaca gorda, era difícil superar la barrera de los US$ 3 por kilo de carne y ahora ese valor hace rato que quedó atrás. 

Hubo una caída del 1% por cortes de vacunos y un aumento del 35% por los de ovinos. 

banner-inmobiliaria
banner toros lateral
banner-venta-campos