Por los mejores novillos se están obteniendo más de US$ 2,80 por kilo en tanto se mantiene la expectativa por la llegada de las cuadrillas israelíes.

Muchos ganados que estaban prontos para faenarse perdieron peso después de los temporales. 

El sector más competitivo también afronta varias dificultades. 

El remate se realizó este jueves y viernes con la conducción de Pantalla Uruguay. 

Los frigoríficos procesaron 29.397 bovinos; 51,6% eran vacas y 45,8% novillos. 

Pérdidas en el motor de la economía, por las excesivas lluvias, superan los US$ 200 millones. 

Lluvias impiden cargas y los productores no aceptan precios tan bajos. 

Carniceros están expectantes por un ajuste en los precios. 

El mercado confirmó el interés por los ganados más livianos. 

El catálogo se distribuirá este miércoles con El Observador. 

Se acortó la brecha en el precio de exportación entre la carne vacuna y la ovina. 

Con referencias que se han afirmado, hay poca oferta y, además, Argentina acordó el protocolo de exportación en pie con Uruguay. 

Las vacas continúan siendo las principales rotagonistas en la faena. 

Algunos de los precios obtenidos superaron los alcanzados en enero. 

Por segunda semana el precio de exportación de carne vacuna bajó de US$ 3.500/ton. 

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria