A pesar de los buenos valores pagados, la actividad de la industria en bovinos cayó fuerte, aunque se mantiene por encima de un año atrás. 

El mercado de hacienda gorda tuvo una llamativa baja en la faena la semana pasada que ilustra la persistencia de la baja disponibilidad de ganado gordo. La industria paga algunos centavos más para captar la poca oferta. Si bien la faena semanal descendió, fue ampliamente mayor que la de hace un año atrás (y tuvo un día menos de actividad por el feriado del 25 de agosto).

Los novillos pueden alcanzar los US$ 3,65 e incluso algunos centavos más por lotes especiales. La vaca en el eje de US$ 3,40 y, al igual que los novillos, los lotes especiales pueden aspirar a algunos centavos más. Las entradas siguen cortas y si el clima lo permite no superan la semana.

El mercado de ovinos sigue muy demandando y con precios al alza, que captan la oferta que va apareciendo a medida que avanzan las esquilas. Los corderos pesados se negocian en el eje de US$ 4,10 y la oveja a US$ 3,55 en promedio.

La Asociación de Consignatarios de Ganado subió por undécima semana consecutiva su referencia del novillo. El novillo gordo aumentó un centavo a US$ 3,60 –máximo desde agosto de 2013– y subió dos la vaca a US$ 3,32 –también la mayor agosto de 2013–. En ovinos, subió un centavo el cordero a US$ 4,04, uno también el pesado a US$ 4,08 el kilo y cuatro la oveja a US$ 3,52 el kilo.

En el mercado de reposición la demanda prefiere los negocios de corto plazo. En los remates por pantalla de esta semana hubo alta colocación para los ganados de invernada pero en las categorías de cría la negociación fue más dificultosa. El ternero bajó cerca de 10 centavos con respecto a los remates de agosto y se negoció en el eje de US$ 2,12.

En la semana que culminó el 30 de agosto la faena de vacunos cayó 10% en relación a la de la semana anterior, pasando de 35.938 cabezas a 32.352. En comparación a la semana equivalente de 2013, la faena fue 41,7% mayor. Se faenaron 17.743 novillos –54,8% de la faena total– y 13.927 vacas –un 43% del total faenado–.

La faena de bovinos de agosto se ubicó en 146.571 cabezas de ganado –la menor de lo que va del año– y fue 3,8% inferior a la faena de julio y 13,6% mayor a la del mismo mes de 2013. Se faenaron 70.237 vacas –34% mayor comparado a agosto de2013– y 73.326 novillos –1% por debajo de 2013–.

Por su parte, la faena semanal de ovinos fue de 27.108 cabezas, un 10,7% mayor a la faena de la semana que terminó el 23 de agosto. La faena semanal fue un 1,1% menor a la de la semana equivalente del 2013. La faena de ovinos en agosto alcanzó los 88.785 animales, fue un 27,8% superior al mes anterior y 26,1% inferior en la comparación interanual. La faena se compuso por 17.062 ovejas –27,6% menor a la del mismo período de 2013- y 57.651 corderos -24,2% inferior-.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 30 de agosto aumentó respecto a la semana anterior, pasó de los US$ 3,692 el kilo a US$ 3,717, siendo 3,3% mayor al precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC también subió, pasó de US$ 3,345/kg  a US$ 3,367/kg, precio 0,1% superior al que tenía en el 2013. El cordero INAC disminuyó, pasando de US$ 4,230 por kilo a US$ 4,138, siendo 7% mayor al valor del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina en la semana que culminó el 30 de agosto se incrementó de US$ 3.964/t a US$ 3.998/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.106, un 7,7% mayor al que tenía a igual momento en el 2013.

El precio de exportación para la carne ovina subió, pasando de US$ 4.572/ton a US$ 4.863/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.863, 30,1% mayor al de igual período en 2013. 

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria