Los precios se mantienen estables en buenos niveles, los novillos pueden superar los US$ 3,65 el kilo; en ovinos, el mercado sigue muy demandado. 

El mercado de vacunos se encuentra en una meseta con precios firmes que conforman al productor y captan la poca oferta disponible. En la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) mantienen un ritmo de aumento de un centavo por semana para el novillo, la vaca y el cordero.

En tanto, luego de haber caído por contar con un día menos de actividad en la última semana de agosto, la faena semanal volvió a superar las 35 mil reses en la primera semana de setiembre y se mantiene muy por encima de las semanas equivalentes del año pasado.

En materia de precios, los novillos se negocian entre US$ 3,60 y US$ 3,65 el kilo, e incluso algunos centavos más por lotes especiales. La vaca cotiza de US$ 3,35 y US$ 3,40. Las entradas siguen cortas y no superan la semana.

El mercado de ovinos sigue muy demandando y, al igual que el de vacunos, muestra firmeza en sus valores. Con el avance de las esquilas la oferta se ha incrementado y se han alargado las entradas. Los corderos pesados se negocian en el eje de US$ 4,10 y la oveja a US$ 3,55 en promedio.

La ACG subió por duodécima semana consecutiva su referencia del novillo. El novillo gordo aumentó un centavo a US$ 3,61 –máximo desde agosto de 2013– y subió uno también la vaca a US$ 3,33 –también la mayor agosto de 2013–. En ovinos, subió dos centavos el cordero, a US$ 4,06; uno el pesado, a US$ 4,09 el kilo; y dos la oveja, a US$ 3,54 el kilo.

En la reposición los precios siguen cautelosos. Las últimas ventas por pantalla ratifican la preferencia por los negocios de corto plazo, con buena demanda para los ganados de invernada y dificultad en las categorías de cría.

En la semana que culminó el 6 de setiembre, la faena de vacunos aumentó 11,3% en relación a la de la semana que terminó el 30 de agosto, pasando de 32.352 cabezas de ganado a 36.005. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue 29,8% mayor. Se faenaron 18.276 novillos –50,8% de la faena total– y 17.022 vacas, 47,3% del total faenado.

La actividad por establecimientos la lideró Breeders & Packers, con 3.323 cabezas faenadas; en segundo lugar, Tacuarembó, con 3.085; tercero Canelones, con 2.193; seguido por Inaler (2.139), Las Piedras (2.091), Establecimientos Colonia (2.055), Pulsa (2.024), Matadero Carrasco (2.001), San Jacinto-Nirea (1.606) y Ontilcor (1.596). Breeders & Packers fue el que faenó más novillos, con 2.083, y Matadero Carrasco más vacas, con 1.401.

Por su parte, la faena semanal de ovinos fue de 28.602 cabezas, 5,5% mayor a la faena de la semana que terminó el 30 de agosto. La faena semanal fue 30% menor a la de la semana equivalente de 2013. La actividad por establecimientos la lideró San Jacinto-Nirea con 6.415 animales; segundo Las Piedras, con 5.579, y tercero Matadero Carrasco, con 4.411.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 6 de setiembre cayó respecto a la semana anterior, pasó de los US$ 3,717 el kilo a US$ 3,693, siendo 2,6% mayor al precio que tenía un año atrás. El kilo de vaca INAC subió, pasó de US$ 3,367/kg  a US$ 3,386/kg, precio 3% superior al que tenía en 2013. El cordero INAC aumentó, pasando de US$ 4,138 por kilo a US$ 4,138, siendo 7% mayor al valor de 2013.

El precio promedio de exportación para la carne bovina en la semana que culminó el 6 de setiembre se incrementó de US$ 3.885/t a US$ 4.221/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.049, 6,1% mayor al que tenía a igual momento en 2013.

El precio de exportación para la carne ovina también subió, pasando de US$ 4.872/ton a US$ 5.078/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.983, situándose 33,6% por encima de igual período de 2013.

Sigue tanto la escasez de la oferta como la firmeza de precios, que continúa reposicionando a la ganadería luego de los vaivenes de unos meses atrás.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria