El ascenso de las cotizaciones es una constante, tanto en el mercado de vacunos como en el de los ovinos, que continúa muy demandado. 

La escasa oferta y las lluvias tornaron muy dificultosa la operativa del mercado de hacienda gorda y reafirmaron la estabilidad del mercado. Aquellas plantas que lograron conseguir oferta debieron aumentar los precios pagados para poder cerrar los negocios.

En tanto, para mantener la faena cerca de las 35 mil reses varias plantas mataron un alto número ganados propios de encierro, situación que se reflejó en la alta participación de novillos en la faena semanal.

Los novillos especiales alcanzan los US$ 3,70, con la posibilidad de conseguir algún centavo más en caso de poder cargar con rapidez. Por su parte, la vaca cotiza a US$ 3,45. Las entradas que se han visto distorsionadas por las lluvias, se mantienen cortas y si el clima lo permite no superan la semana.

El mercado de ovinos sigue muy demandando y con precios al alza. Los corderos pesados va de US$ 4,20 y la oveja puede alcanzar hasta US$ 3,65.

La ACG lleva 13 semanas consecutivas de subas para su referencia para el novillo. El novillo gordo aumentó tres centavos a US$ 3,64 –máximo desde agosto de 2013– y subió uno la vaca a US$ 3,34 –también la mayor agosto de 2013–. En ovinos, subió tres centavos el cordero, a US$ 4,09; dos el pesado, a US$ 4,11 el kilo; y dos la oveja, a US$ 3,56 el kilo.

En la reposición los precios siguen cautelosos. La demanda mantiene la preferencia por los negocios de corto plazo, con marcado interés en los ganados de invernada pero no así para las categorías de cría.

En la semana que culminó el 13 de setiembre la faena de vacunos cayó un 4,3% en relación a la de la semana que terminó el 6 de setiembre, pasando de 36.005 cabezas de ganado a 34.464. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue un 14,4% mayor. Se faenaron 19.471 novillos -56,5% de la faena total- y 14.232 vacas –un 41,3% del total faenado.

Por su parte, la faena semanal de ovinos fue de 34.357 cabezas, un 20,1% mayor a la faena de la semana que terminó el 6 de setiembre. La faena semanal fue un 22,2% menor a la de la semana equivalente del 2013.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 13 de setiembre subió respecto a la semana anterior, pasó de los US$ 3,693 el kilo a US$ 3,742, siendo 5,9% mayor al precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC también aumentó, pasó de US$ 3,386/kg  a US$ 3,391/kg, precio 3,9% superior al que tenía en el 2013. El cordero INAC aumentó, pasando de US$ 4,164 por kilo a US$ 4,241, siendo 10,7% mayor al valor del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina en la semana que culminó el 13 de setiembre se incrementó de US$ 4.201/t a US$ 4.332/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.106, un 4,2% mayor al que tenía a igual momento en el 2013.

El precio de exportación para la carne ovina descendió, pasando de US$ 5.224/ton a US$ 4.552/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.800, situándose un 25,3% por encima al de igual período en 2013.

 

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria