Hay un gradual incremento de la oferta y las entradas a plantas se alargaron. 

Aunque con lentitud, la oferta de vacunos se va incrementando. La industria se mantiene firme en su intención de bajar los valores pagados por los ganados y ha alargado sus entradas. Si bien el productor no tiene presión vendedora, de a poco la baja se va consolidando.

Para los mejores novillos los US$ 3,65 son el tope, aunque por algún lote especial se puede aspirar algunos centavos más. Para la vaca, los negocios alcanzan los US$ 3,40 y al igual que con el novillo, lotes especiales obtienen algo más. Las entradas se han alargado y van de una a dos semanas. La semana que viene volverán a faenar Cledinor y Carrasco, de esta forma la industria tendría prácticamente todas sus plantas operativas.

En ovinos, a medida que avanzan las esquilas la oferta se incrementa, pero de todas formas los precios se mantienen firmes. Los corderos se negocian a US$ 4,10 y los pesados pueden aspirar hasta US$ 4,20. La oveja cotiza entre US$ 3,60 y US$ 3,65.

Luego de 14 semanas de suba consecutivas y la última de estabilidad, la Asociación de Consignatarios de Ganado corrigió a la baja su referencia para el novillo gordo en dos centavos, a US$ 3,63, y  un centavo la vaca, quedando en US$ 3,36. En ovinos mantuvo el cordero en US$ 4,10; subió tres el pesado a US$ 4,13 y uno la oveja en US$ 3,61.

En la reposición, en el remate de la semana de Lote21 se mantuvo la preferencia de la demanda por los negocios de corto plazo. El ternero promedió US$ 2,11, dos centavos por debajo del anterior remate de la firma.

En la semana que culminó el 4 de octubre la faena de vacunos aumentó un 2,8% con respecto a la anterior y fue de 33.768 cabezas de ganado. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue un 13% mayor. Se faenaron 18.589 novillos –55% de la faena total– y 14.448 vacas –un 42,8% del total faenado–.

La faena de bovinos de setiembre se ubicó en los 145.015 animales, fue un 1,1% menor a la faena de agosto y 23,5% mayor a la del mismo mes de 2013. Se faenaron 64.477 vacas –34,3% más que en setiembre de 2013– y 77.730 novillos –15,7% menos que el año pasado–.

Por su parte, la faena semanal de ovinos aumentó a 31.988 animales, un 24,5% mayor a la faena de la semana previa. La faena semanal fue un 0,8% menor a la de la semana equivalente del 2013.

La faena de ovinos de setiembre fue de 131.183 animales, un 47,8% superior a la del mes de agosto y 14,7% inferior en la comparación interanual. La faena se compuso por 18.669 ovejas –4,7% menos que en el mismo período de 2013– y 92.663 corderos –12,4% inferior–.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 27 de setiembre subió de los US$ 3,709 el kilo a US$ 3,730, un 5,8% mayor al precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC aumentó, al pasar de US$ 3,405/kg  a US$ 3,429/kg, el 5,5% superior al que tenía en 2013. El cordero INAC también subió y pasó de US$ 4,176 por kilo a US$ 4,262, siendo 12,6% mayor al valor del año pasado.

Por su parte, el precio promedio de exportación para la carne bovina subió de US$ 4.081/t a US$ 4.144/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.195, un 9% mayor al que tenía a igual momento de 2013.

El precio de exportación para la carne ovina también se incrementó, pasando de US$ 4,694/ton a US$ 5.193/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.953 y se ubicó 22,9% por encima al de igual período de 2013.

Ha empezado un período gradual de ajuste de precios, por ahora la oferta aumenta muy gradualmente y por lo tanto los precios por ahora tienen una baja leve. Un panorama muy auspicioso en lo forrajero puede estabilizar los precios o al menos hacer gradual la baja.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria