Las cotizaciones para las haciendas bovinas siguen bajando mientras que las de ovinos conservan su firmeza; el novillo especial está en el eje de los US$ 3,50. 

La oferta de vacunos sigue aumentando a mayor ritmo que la demanda y, por lo tanto, se mantiene la baja de los precios a razón de cinco centavos por semana. Contrario es el panorama en ovinos, donde el aumento de la oferta es absorbido por la industria y los precios se mantienen estables.


Si bien la mayoría de las plantas están alineadas en US$ 3,50, 10 centavos por debajo que el precio de hace una semana, por ahora los mejores novillos pueden aspirar hasta US$ 3,55. Para la vaca los negocios se realizan en el eje de US$ 3,30.

Las entradas se mantienen largas y son de entre 10 y 12 días, si bien hay plantas que dan entradas más largas, superiores a las dos semanas.

La semana pasada volvió a la actividad Frigorífico Carrasco y esta semana lo hará Cledinor –la planta de Salto de Marfrig–, de esta forma la industria queda con prácticamente todas sus plantas operativas.

En ovinos, se mantiene ágil la negociación con una oferta que se incrementó de la mano del avance de las esquilas. La demanda acompañó y los precios siguen firmes y los corderos se negocian en el eje de US$ 4,10 y los pesados pueden aspirar hasta US$ 4,20. Por su parte, la oveja cotiza entre US$ 3,60 y US$ 3,65.

La Asociación de Consignatarios de Ganado corrigió a la baja su referencia para el novillo gordo en tres centavos, a US$ 3,55, y  en tres también la vaca, quedando en US$ 3,29. En ovinos subió dos centavos el cordero general a US$ 4,14, también el pesado a US$ 4,18 y la oveja en US$ 3,63.

En la semana que culminó el 18 de octubre la faena de vacunos aumentó un 11,5% con respecto a la anterior y fue de 37.742 animales. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue un 17,1% mayor. Se faenaron 19.965 novillos –52,9% de la faena total– y 16.894 vacas –un 44,8% del total faenado–.

Por su parte, la faena semanal de ovinos subió a 41.824 animales, un 42,4% mayor a la faena de la semana previa.

La faena semanal fue un 2,4% superior a la de la semana equivalente del 2013.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 11 de octubre cayó de US$ 3,764 a US$ 3,698, y se ubicó un 4,3% por encima del precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC también descendió, al pasar de US$ 3,430/kg  a US$ 3,407/kg, precio 3,6% superior al que había en 2013. El cordero INAC en cambio subió, y pasó de US$ 4,196 por kilo a US$ 4,279, siendo 10,1% mayor al valor del año pasado.

También para la semana finalizada el 11 de octubre, el precio promedio de exportación para la carne bovina bajó de US$ 4.172/t a US$ 4.148/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.154, un 13,6% mayor al que tenía a igual momento de 2013.

El precio de exportación para la carne ovina cayó, pasando de US$ 4.860/ton a US$ 4.545/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.765 y fue 16,3% mayor al de igual período de 2013.

¿Serán los US$ 3,50 el precio de la zafra estival de los novillos? El pico de oferta comienza en estas dos semanas en las que habrá pocas lluvias, facilidad para cargar y muchos lotes de novillos están quedando prontos.

Con precios internacionales firmes, ¿cuánto se estirará la brecha entre el precio de la carne exportada y el de la carne de novillo? Eso determinará las expectativas del entore que, por razones climáticas, apunta a ser excelente.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria