El clima y la alta faena siguen dando soporte a los precios de los ganados gordos; los mejores novillos se están comercializando por encima de los US$ 3,50. 

El mercado de vacunos mantiene una operativa fluida, que se refleja en una alta faena, superior a las 50 mil reses por cuatro semanas consecutivas que completan un noviembre sumamente activo y con valores estables. En tanto, el clima mantiene su régimen de lluvias semanales que, además de mantener en excelente estado las pasturas, complican algunas cargas. En consecuencia, los precios se mantienen firmes y las entradas cortas.


Hay plantas pasando menos valores, pero por ahora los mejores novillos pueden aspirar a US$ 3,55. En la vaca, la punta se mantiene en US$ 3,35. Aunque con cierta disparidad, en promedio las entradas rondan la semana.

El mercado de ovinos presenta también una operativa ágil con la demanda absorbiendo el incremento de oferta que arrojan las esquilas. Los corderos se negocian entre US$ 4,20 y US$ 4,30, mientras que la oveja lo hace en el eje de US$ 3,70.

La Asociación de Consignatarios de Ganado mantuvo su referencia para el novillo gordo en US$ 3,51 y también la vaca a US$ 3,26. En ovinos subió un centavo el cordero general a US$ 4,25, uno también el pesado a US$ 4,28 y mantuvo la oveja a US$ 3,70.

A pesar de la firmeza en el mercado del gordo, la reposición se mantiene cautelosa y con preferencia por los negocios cortos. En el remate de esta semana de Lote 21 el ternero promedió US$ 2.

En la semana que culminó el 29 de noviembre la faena de vacunos subió un 1,8% con respecto a la anterior y fue de 51.056 animales. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue un 40,3% mayor. Se faenaron 25.156 novillos (49,3% de la faena total) y 24.545 vacas (48,1%).

La faena de bovinos de noviembre se ubicó en los 206.907 animales –la mayor en el año–, fue un 20,3% superior a la faena de octubre y 25,1% mayor a la del mismo mes de 2013. Se faenaron 100.034 vacas –también la mayor del año–, 48,4% mayor que la de noviembre de 2013 y 101.830 novillos (8,2% por encima del año pasado). Es la mayor faena para noviembre desde 2006.

Por su parte, la faena semanal de ovinos aumentó a 47.319 animales, un 1,8% superior a la faena de la semana previa. La faena semanal fue un 15% inferior a la de la semana equivalente del 2013.

La faena de ovinos de noviembre fue de 185.922 animales, un 10% mayor a la del mes anterior pero 21% inferior en la comparación interanual. La faena se compuso por 37.374 ovejas –24% menos que en el mismo período de 2013– y 114.372 corderos –21% inferior–.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 29 de noviembre subió de US$ 3,580 a US$ 3,615, y se ubicó un 5,5% por encima del precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC pasó de US$ 3,312/kg  a US$ 3,331/kg, precio 5,6% superior al que había en 2013. El cordero INAC en cambio cayó, y pasó de US$ 4,372 por kilo a US$ 4,358, valor 11,6% mayor al del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina cayó de US$ 4.088/t a US$ 3.970/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.175, un 8% mayor al que tenía a igual momento de 2013.

El precio de exportación para la carne ovina pasó de US$ 4.540/ton a US$ 4.633/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas alcanzó los US$ 4.801 y fue 16,3% mayor al de igual momento de 2013.

Con dos semanas más de estabilidad el mercado ganadero estará completando un buen cierre del año, que combinado con las lluvias permite augurar un entore abundante.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria