La faena vacuna se mantiene en el entorno de las 44.000 cabezas, en tanto que el mercado de haciendas continúa en la misma tónica de la semana pasada. 

El mercado del gordo mantiene la misma tónica de la semana pasada. La industria sigue firme en su intención de bajar los precios pagados, con marcada preferencia por novillos y escaso interés por vacas. El productor regula su oferta y se muestra poco vendedor a los actuales valores.

La referencia para el novillo va de US$ 3,30 a US$ 3,35, con varias plantas pasando por debajo de ese rango pero por ahora sin éxito a la hora de concretar negocios. Para la oveja el rango de precios es mayor y va desde US$ 2,80 a US$ 3. Las entradas para el novillo ronda la semana mientras que para la vaca van de dos a tres semanas.

En ovinos, con menor oferta los precios comienzan a esbozar un leve ajuste a la baja; el cordero cotiza entre US$ 4,25 y US$ 4,30, la oveja entre US$ 3,70 y US$ 3,75.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) bajó un centavo su referencia para el novillo gordo, a US$ 3,34 el kilo a la carne, y dos centavos para la vaca, a US$ 2,98 el kilo. En ovinos, bajó un centavo el cordero general a US$ 4,27 el kilo, uno también el pesado a US$ 4,29 el kilo, y uno también la oveja a US$ 3,73 el kilo.

En el mercado de reposición esta semana Plazarural dispersó un amplio porcentaje de los 13.241 vacunos ofertados. Los terneros promediaron en US$ 2,12, 9 centavos más que en el remate anterior.

En la semana que culminó el 31 de enero, la faena de vacunos se mantuvo prácticamente incambiada y totalizó 44.387 animales, solo fue 492 cabezas (1%) menor a la de la semana anterior. En comparación a la semana equivalente de 2014, la faena fue 16% mayor. Se faenaron 20.725 novillos –46,7% de la faena total– y 22.681 vacas –51,1% del total faenado–.

La faena de enero se ubicó en las 174.648 cabezas de ganado y fue un 3,8% inferior a la faena de diciembre de 2014 y 0,9% mayor a la del mismo mes de 2013. Se faenaron 86.191 vacas –7% mayor comparado a enero del año pasado- y 84.853 novillos -3,5% por debajo de la de 2013-.

En tanto, la faena semanal de ovinos subió un 8% hasta 27.827 animales y fue 3% superior a la de la semana equivalente de 2014.

La faena de enero alcanzó los 101.109 animales, 51% inferior a la del último mes del año pasado y 22% menor a la de enero de 2014. Se faenaron 41.256 corderos, 28% por debajo en la comparación interanual, y 33.647 ovejas, 23% menos.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que finalizó el 31 de enero pasó de US$ 3,529 a US$ 3,482, y se ubicó 2,1% por encima del precio que tenía hace un año. En cambio, el kilo de vaca INAC bajó de US$ 3,188/kg a US$ 3,141/kg, prácticamente el mismo valor que había en 2014. El cordero INAC también cayó, y pasó de US$ 4,389 por kilo a US$ 4,377, valor 15,5% mayor al del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina uruguaya subió la última semana de US$ 3.975 la tonelada a US$ 4.007. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 3.984 la tonelada, 5,3% menor al que tenía a igual momento de 2014. Por su parte, el precio de exportación para la carne ovina bajó y pasó de US$ 4.446 la tonelada a US$ 4.392 la tonelada. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.788 la tonelada y fue 21% mayor al de igual momento de 2014.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria