La faena semanal de vacunos superó las 46 mil reses y fue la mayor desde noviembre del año pasado; el precio del novillo no supera los US$ 3,35 por kilo. 

El mercado del gordo parece haberse estabilizado. Si bien se mantiene la preferencia por los novillos, la comercialización de vacas comienza a regularizarse.

La referencia para los novillos se mantiene entre US$ 3,30 a US$ 3,35, con plantas pasando por debajo de ese rango, pero con poco éxito a la hora de concretar negocios.

Para la vaca el rango es amplio y va de US$ 2,80 a US$ 3. Las entradas para el novillo rondan la semana mientras que para la vaca se acortaron a dos semanas.

En el caso de los ovinos, con menor oferta y demanda cautelosa los precios comienzan a ajustar a la baja; el cordero está cotizando en el eje de los US$ 4,25 y la oveja en el eje de los US$ 3,70.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) bajó su referencia para el novillo gordo a US$ 3,32 el kilo a la carne, y bajó cuatro centavos a la vaca, a US$ 2,94 el kilo. En ovinos, bajó tres centavos el cordero general a US$ 4,24 el kilo, dos el pesado a US$ 4,26 el kilo, y dos a la oveja a US$ 3,71 el kilo.

En el mercado de reposición esta semana Lote 21 realizó su primer remate en el año de su 10° aniversario. Se ofertaron 8.040 vacunos y 1.845 lanares, y la operativa fue fluida. El ternero promedió US$ 2,06, seis centavos por encima de la referencia del remate de diciembre y 10 centavos menos que en febrero del 2014.

En la semana que culminó el 7 de febrero, la faena de vacunos aumentó 2.019 cabezas totalizando en 46.406 animales, siendo 5% superior a la de la semana anterior. En comparación a la semana equivalente de 2014, la faena fue 30% mayor. Se faenaron 22.834 novillos –49,2% de la faena total– y 22.682 vacas –48,9% del total faenado–.

En tanto, la faena semanal de ovinos cayó un 16% a 23.435 animales y fue 37% superior a la de la semana equivalente de 2014.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que finalizó el sábado 7 de febrero bajó de US$ 3,482 a US$ 3,435, y se ubicó 1,3% por encima del precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC también y pasó de US$ 3,141/kg a US$ 3,102/kg, un 1,7% que el correspondiente a la misma semana de 2014. En el caso del cordero INAC cayó de US$ 4,377 por kilo a US$ 4,307, valor 13,9% mayor al del año pasado.

En otro orden, el precio promedio de exportación para la carne bovina uruguaya bajó la última semana de US$ 3.941 la tonelada a US$ 3.782. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 3.876 la tonelada, 3,2% menor al que tenía a igual momento del año 2014.

Por su parte, el precio de exportación para la carne ovina subióde US$ 4.465 la tonelada a US$ 4.643 la tonelada. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.704 la tonelada y fue 15,4% mayor al de igual momento de 2014.

Si el clima no empieza a tallar como variable que presione la oferta, el mercado puede estar encontrando un piso.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria