La oferta de vacunos se sigue incrementando y eso se refleja en la elevada faena; el precio de US$ 3,30 solamente se consigue por los mejores novillos. 

Con estabilidad en precios y la persistencia de alta faena y una oferta que se sigue incrementando gradualmente, la industria se muestra más comprada y ha alargado sus entradas. La preferencia sigue siendo por novillos pesados y parece aumentar el castigo a los animales de regular terminación.

En materia de precios, los US$ 3,30 solo son alcanzados por los mejores novillos, con entradas que van de la semana a quince días.

En tanto, las vacas –que siguen siendo difíciles de colocar– no superan los US$ 2,90 y las entradas para esta categoría superan los quince días.

En ovinos, se mantiene la agilidad y firmeza en los precios. El cordero pesado alcanza US$ 3,80 y la oveja hasta US$ 3,20.

La Asociación de Consignatarios de Ganado mantuvo por tercera semana consecutiva su referencia para el novillo en US$ 3,25 y por quinta consecutiva la vaca en US$ 2,79.

En tanto, en ovinos mantuvo el cordero y el cordero pesado a US$ 3,80; la oveja subió tres centavos a US$ 3,21.

La semana pasada en el remate por pantalla de Plazarural, con una demanda selectiva, la negociación fue trabajosa y se colocó un 80% de la oferta. La exportación en pie no participó y el ternero promedió US$ 1,97 (10 centavos por debajo del último remate de la firma).

Los precios ganaderos tienen otro ingrediente para la polémica, el Valor Agregado Industrial calculado por INAC a través del Novillo Tipo alcanzó US$ 400 por cabeza de ganado, que es el máximo valor desde que se comenzaron a publicar los datos en 2007.

En la semana que culminó el 17 de mayo la faena de vacunos se mantuvo por encima de las 50 mil cabezas. Aumentó un 0,7% respecto a la semana que terminó el 10 de mayo, pasando de 50.493 a 50.849 vacunos.

En comparación a la semana correspondiente del 2013, fue un 10,6% mayor. Se faenaron 27.779 novillos –54,6% de la faena total– y 22.126 vacas –un 43,5% del total–.

La faena semanal de ovinos fue de 23.201 animales, un 4,4% mayor a la faena de la semana que culminó el 10 de mayo. La faena fue un 15,1% superior a la de la semana equivalente del 2013.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 17 de mayo aumentó respecto a la semana anterior, pasó de los US$ 3,313 el kilo a US$ 3,353, siendo 12,3% menor al precio que tenía hace un año.

El kilo de vaca INAC  se también subió, pasó de US$ 2,876/kg  a 2,896 precio 19,2% inferior al que tenía en el 2013.

El cordero INAC aumentó, pasando de US$ 3,789 por kilo a US$ 3,877, siendo 6,1% superior al valor del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina en la semana que culminó el 17 de mayo cayó de US$ 4.048/t a US$ 3.933/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles disminuyó a US$ 4.050, un 3,9% mayor al que tenía a igual momento el año pasado.

El precio de exportación para la carne ovina cayó, pasando de US$ 4.305/ton a US$ 3.916/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.280, siendo 12,2% mayor al de igual período en 2013.

Las heladas de finales de esta semana pueden acentuar lo que ya es una oferta abundante y renovar la presión sobre los precios.

El dato del  margen bruto récord de la industria puede poner presión para que no se concrete una baja de precios. La estabilidad de los precios se pone a examen en los próximos días.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria