Gobierno no quiere repetir situaciones previas de cierre temporal de frigoríficos. 

Con dinero del Fondo de Emergencia (creado por ley en 2008), el Poder Ejecutivo anunció apoyos para la suplementación estratégica de los rodeos dedicados a la producción de carne y la lechería en cinco departamentos: Cerro Largo, Treinta y Tres, Lavalleja, Maldonado y Rocha.

En tanto, algunos productores comenzaron a sacar ganado a pastorear al costado de la ruta, pese a que no hay autorización del Poder Ejecutivo -vía decreto- para hacerlo.

El nuevo operativo raciones -el anterior se hizo en la sequía de 2010- involucra a las gremiales agropecuarias de esos cinco departamentos, que serán las encargadas de recabar la demanda de los productores y distribuirlas.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, anunció algunas modificaciones respecto a operativos anteriores. La medida abarca a productores familiares -menos de 500 hectáreas, Coneat 100- que tengan una carga por hectárea de entre 0,8 y 1 Unidad Ganadera; no se apoyarán predios con cargas mayores. El Instituto Plan Agropecuario, Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y Dirección de Desarrollo Rural (MGAP), brindarán asistencia técnica y ayudarán a los predios con cargas mayores a adecuarlas a la situación forrajera que viven.

Ser asistidos dependerá de que el productor afectado no mantenga deudas con el Fondo de Emergencia; hay algunos deudores de la Emergencia Agropecuaria de diciembre de 2010 y “deberán ponerse al día”, cuestionó Aguerre.

Otro de los requisitos es la lectura obligatoria de todo el rodeo y la identificación en el Sistema Nacional de Información Ganadera de todos los terneros nacidos (exigido por ley). Los productores tendrán que hacer un diagnóstico de gestación, que será solventado por el MGAP, pero deberá ser organizado por las gremiales de la zona.

MEDIDAS.

La asistencia del MGAP -según anunció su titular- apunta a suplementar entre 90 y 100 días a los terneros, vaquillonas de 1 y 2 años y rodeo de cría con raciones proteicas; de ese modo se asegura la supervivencia de los terneros y volver a preñar las vacas.

“Por cada ternero que pierde el productor, la economía del Uruguay pierde tres”, dijo Aguerre, recordando la falta de ganado que se vivió en sequías anteriores y el cierre temporal de los frigoríficos.

Según el MGAP la asistencia está pensada para suplementar con 125 kilos a los terneros y entre 230 y 240 kilos a las vaquillonas de 1 y 2 años, además de las vacas.

A la vez, deberán devolver al fondo el 75% de la asistencia financiera que reciban, con un primer vencimiento el 30 de abril de 2016 y el restante un año después.

En tanto, República Microfinanzas brindará créditos para la instalación de pasturas (en los casos en que se puedan volver a sembrar), a un plazo de tres años y con uno de gracia para el pago del capital; el Fondo de Emergencia pagará los intereses correspondientes al primer año.

Para los productores lecheros de los cinco departamentos citados, rigen las mismas medidas que para los ganaderos de carne, pero se suma una línea específica de República Microfinanzas con un interés de 6,5% en dólares y 14,7% en pesos, también a un plazo de tres años con uno de gracia y está destinado a pasturas. En el caso de los alimentos tendrán dos años para pagar el capital y un año de gracia.

OTROS PRODUCTORES.

En el caso de otros productores que no están comprendidos adentro de los familiares -por encima de las 500 hectáreas- contarán con una línea de crédito en el Banco República y a través de un convenio con el MGAP, la secretaría de Estado se hará cargo de los intereses del primer año.

“El objetivo es mantener la máquina de producción intacta en departamentos donde está casi el 25% del rodeo de cría”, enfatizó Aguerre al anunciar las medidas.

El secretario de Estado comunicó también que el Instituto Nacional de Colonización (INC), alineado con el MGAP, postergó los vencimientos correspondientes a mayo y decidió diferirlos en tres cuotas.

La próxima semana se producirá la primera reunión con las gremiales agropecuarias de los cinco departamentos que estarán encargadas de asistir a los productores, recabar la demanda de raciones y distribuirlas entre los ganaderos y lecheros anotados para suplementar.

Mientras tanto, el gobierno continuará monitoreando la situación climática y si esta empeora no se descartan más medidas.

El ministro aclaró ayer que el gobierno no tiene previsto que por el déficit hídrico que se vive en estos cinco departamentos asistidos, se vaya a exportar menos carne o menor volumen de lácteos, porque “el resto del país vive una situación forrajera considerada normal”.

A su vez, desde el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) se asegura que hay pocas chances de que llueva en los próximos días y según dijo su presidente, Gabriel Pisciottano, “no hay base científica para pensar que se generará esta situación en el resto del país”.

Las últimas lluvias ayudaron bastante a los departamentos del litoral, donde están los campos más frágiles de basalto superficial y donde los suelos tienen capacidad para almacenar menor volumen de agua.

En esas zonas, aún hay predios que están manejando cargas altas y que enfrentan un mayor riesgo de contar con ganados con una condición deteriorada frente a heladas.

Piden que se difieran los pagos al BPS.

El operativo raciones montado en diciembre de 2010 demandó un volumen de 283.000 kilos de ración para ternero y 180.000 kilos de raciones proteicas para que las vacas no perdieran su condición corporal y volvieran a preñarse. El Uruguay perdió entonces 700.000 terneros, déficit que se acarreó hasta el año pasado, con una baja en la faena y cierre temporal de frigoríficos.
Aún la situación no es crítica en los cinco departamentos declarados en Emergencia Agropecuaria. El Presidente de la Sociedad Agropecuaria de Cerro Largo, José Duhalde Ortiz, dijo a El País que se siente muy conforme con la decisión del Poder Ejecutivo. “Nos sentimos conformes que se reconozca una realidad que aquí rompía los ojos, no nos hemos reunido para evaluar esta buena medida, pero a título personal pienso que lo primero que necesitamos son raciones para las vacas preñadas, porque hay poca comida para los animales además de falta de agua en algunos predios y la medida sería lograr que la Dinamige (Dirección Nacional de Minería y Geología), envíe sus maquinas para el alumbramiento de agua”, agregó.
En paralelo, Nicolás Shaw, exdirectivo del Plan Agropecuario y directivo de la Sociedad Agropecuaria de Rocha, afirmó a El País que hay zonas donde se complicó el abrevadero de agua para los vacunos y desde luego que están faltando forrajes.
Hay lugares donde todos los verdeos sembrados se perdieron, generando un enorme costo para el establecimiento y la amenaza de no contar con alimento para el ganado durante el invierno. “Los rendimientos lecheros bajaron entre un 30% a 40%”, informó Octavio de los Campos, presidente de Productores Lecheros de Rocha, remitentes a Conaprole, emprendimiento integrado por una treintena de agremiados.
En tanto, el Presidente de la Sociedad Agropecuaria de Rocha, Asdrúbal Arrarte, pidió diferir algunos pagos al Banco de Previsión Social y la Contribución Rural. Por otro lado, consideró fundamental poder establecer un plan para racionar, sobre todo porque “estamos con muy buenos nacimientos de terneros”.

Pastoreo en ruta sin aval.

Pese a las últimas lluvias en el litoral, en Salto, precisamente a la entrada de Pueblo Lavalleja rumbo al norte, ya hay productores que están sacando el ganado a pastorear sobre ruta 4. Esto no está autorizado, ya que se necesita un decreto. En muchos casos se da que son predios que mantienen cargas altas de animales por hectárea y están muy justos de forraje. A la vez, el poco pasto que tienen perdió su calidad nutricional y no es suficiente para mantener a los animales. El déficit hídrico que se venía registrando a nivel de algunas cañadas y tajamares se revirtió, hoy están llenas. La problemática pasa por la comida.

Ayuda sí, “avivados” no.

El ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre anunció el apoyo a productores afectados, aunque con mecanismos para evitar los “avivados”. En sequías anteriores, algunos productores se llevaron más ración de la que necesitaban y ahora el MGAP controlará cuánta necesitan con diagnósticos de gestación.

(Producción: en Rocha, Eduardo González y en Cerro Largo, Néstor Araújo)

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria