Las vacas se aproximan a los US$ 3 por kilo, en tanto los lanares vuelven a cotizar en todas las categorías, aunque la oferta ovina sigue siendo escasa. 

La baja oferta de ganado bien terminado ya es un factor instalado en el mercado. La llegada de los fríos, el poco pasto en los campos y la demora de los verdeos son las principales causas. El crecimiento de la faena semanal obedece a que hubo un día más de actividad y muestra cómo se ha ido el tiempo de las 50 mil reses por semana. Continúa la agilidad en las entradas que se ubican en menos de una semana.

Las cotizaciones se mueven por cuarta semana consecutiva al alza. El novillo cotiza entre US$ 3,20 y US$ 3,27/kg. La vaca lo hace entre  US$ 2,80 y US$ 2,95. La heterogeneidad en el estado de los animales determina un mercado con un amplio rango de precios.

El mercado de la reposición se muestra selectivo con preferencia por los negocios cortos. Se destacan los terneros de 141 a 200 kg que aumentaron 11 centavos en la planilla de consignatarios, cotizando en US$ 2,03 el kilo seguidos por las terneras de 141 a 200 kg y las vaquillonas de 201 a 240 que aumentaron su valor en siete y ocho centavos, respectivamente. El novillo cuota queda sin cotizar, aunque esta semana abre con precios entre US$ 1,80 y US$ 1,90 el kilo en pie.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) subió seis centavos su referencia para el novillo gordo, a US$ 3,20 el kilo a la carne, y ocho a la vaca, a US$ 2,82 el kilo. En ovinos el cordero promedió en US$ 3,50, el cordero pesado fue cotizado en US$ 3,53, un centavo por encima de la semana pasada, al igual que los borregos que promediaron US$ 3,50. Las ovejas se mantuvieron por segunda semana consecutiva en US$ 2,83 y los capones que la semana anterior no tenían precio, recibieron una cotización promedio de US$ 3,18 el kilo a la carne.

La faena vacuna registró un leve repunte respecto a la semana anterior que tuvo un feriado y parece iniciar una tendencia a la baja. En la semana que culminó el 9 de mayo el volumen faenado aumentó tan solo 3% y totalizó 45.338 animales. Se ubicó 10% por debajo de la semana equivalente del año pasado. Se faenaron 22.614 novillos, que representaron el 49,9% de la faena total, y 21.714 vacas, el 48,9%.

En lo que respecta a los precios INAC, el índice para el kilo de novillo de la semana que finalizó el 9 de mayo subió de US$ 3,254 a US$ 3,291 y se ubicó 0,7% por debajo del precio que tenía un año atrás. El kilo de vaca INAC también aumento, pasó de US$ 2,770/kg a US$ 2,810/kg, referencia 2,3% inferior al de la misma semana de 2014. El cordero INAC bajó, desde US$ 3,770 por kilo a US$ 3,752, nivel 1% menor al del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina uruguaya cayó de US$ 3.806 la tonelada a US$ 3.702. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 3.718/ton, 8,7% abajo del que tenía a igual momento de 2014.

En carne ovina el valor de exportación bajó de US$ 4.867 a US$ 3.640 la tonelada. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.220 la tonelada, 0,6% menor al de hace un año.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria