Tanto la faena de vacunos como la de ovinos aumentaron por segunda semana consecutiva; las referencias para novillos se mantienen entre US$ 3,20 y US$ 3,25. 

El mercado de ganado gordo se muestra dinámico, con entradas que se acortan a una semana en promedio. Pero la industria debe comprar su materia prima en un marco de escasez de animales bien preparados.

Según comentaron operadores en la reunión semanal de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) el lunes pasado, hay dos mercados diferenciados: por un lado el del ganado para abasto y por otro el destinado para exportación. Las plantas para abasto están dispuestas a pagar algunos centavos más. En tanto, las focalizadas en la exportación mantienen una posición expectante. Los precios y rendimientos son dispares entre plantas.

El novillo cotiza entre US$ 3,20/kg y US$ 3,25, pero se pueden lograr algunos centavos más dependiendo de la terminación. La vaca se mantiene en el eje de US$ 2,90.

La ACG subió tres centavos su referencia para el novillo gordo a US$ 3,23 el kilo a la carne y dos a la vaca a US$ 2,84 el kilo. En ovinos, el cordero y los borregos se mantuvieron en US$ 3,50, el cordero pesado aumentó tres a US$ 3,56 y las ovejas promediaron como la semana pasada en US$ 2,83.

Se mantiene la preferencia por negocios cortos en el mercado de la reposición, que cuenta con una mayor oferta y una demanda selectiva por algunas categorías. Lote 21 remató el martes y miércoles pasados, y hubo una alta colocación de ganados de invernada. Los terneros también tuvieron una fuerte demanda y promediaron en US$ 1,96, seis centavos más que en el remate previo, pero cuatro menos en la comparación interanual.

Por segunda semana consecutiva aumentó el volumen faenado, tanto de bovinos como ovinos. En la semana que culminó el 16 de mayo el número de vacunos destinados a faena subió 3% y totalizó 46.512 animales, aunque se ubicó 9% abajo del nivel de la semana correspondiente del año pasado. Se faenaron 24.334 novillos, que representaron el 52,3% de la faena total, y 20.840 vacas –44,8%–.

La faena semanal de ovinos totalizó 7.212 animales, un 32% mayor a la anterior. En la comparación interanual, descendió 69%. Se faenaron 3.209 corderos, 44% del total, y las ovejas tuvieron una participación de 41% con 2.974 cabezas.

En lo que respecta a los precios INAC, el índice para el kilo de novillo de la semana que finalizó el 16 de mayo subió de US$ 3,291 a US$ 3,361 y se ubicó 0,2% por encima del precio que tenía un año atrás. El kilo de vaca INAC subió, pasó de US$ 2,810/kg a US$ 2,855/kg, referencia 1,4% inferior al de la misma semana de 2014. El cordero INAC –en cambio– bajó, desde US$ 3,752 por kilo a US$ 3,683, nivel 5% menor al del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina uruguaya se incrementó de US$ 3.699 la tonelada a US$ 3.791. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 3.733/ton, se ubicó 7% abajo del que tenía a igual momento de 2014.

En carne ovina el valor de exportación subió de US$ 3.700 a US$ 3.803 la tonelada. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 3.803 la tonelada, tan solo 4% menor al de hace un año.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria