Los escasos novillos de punta pueden alcanzar los US$ 3,30 y los ovinos cotizan al alza; la oferta de ovinos es muy reducida y está expectante ante las esquilas preparto. 

El mercado del ganado gordo se mantiene firme. Continúa la mayor demanda de las plantas enfocadas en el abasto. Operadores manifestaron que se aprecia un incremento en oferta de ganado de campo ante las subas de precios, pero continúa la escasez de ganados bien terminados y resulta complicado "juntar las puntas", es decir, hacer coincidir a la oferta con la demanda. Hay una clara diferenciación entre los novillos de punta precoces que demanda el abasto y los generales que acepta la exportación.

El novillo de punta cotiza en el eje de US$ 3,30/kg, pero los generales se mantienen entre US$ 3,20 y US$ 3,25. La vaca va de US$ 2,90 y US$ 3. Las entradas a planta se mantienen ágiles y promedian una semana.

La oferta de ovinos es muy reducida y se mantiene expectante ante las esquilas preparto. Hay una fuerte demanda por parte de las plantas no enfocadas en el abasto y eso es lo que presiona hacia arriba los valores, pero se concretan pocos negocios.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) mantuvo su referencia para el novillo gordo en US$ 3,25 el kilo a la carne y aumentó dos centavos a la vaca hasta US$ 2,88 el kilo. En ovinos cotizaron todas las categorías. El cordero aumentó siete centavos hasta US$ 3,57, el cordero pesado y el borrego aumentaron dos a US$ 3,59 y US$ 3,52 respectivamente, los capones aumentaron tres a US$ 3,24 y las ovejas tres hasta US$ 2,86.

La faena de la semana que terminó el 30 de mayo cayó un 11% hasta los 41.073 animales. La última semana de mayo contó con un día menos de operativa por ser el jueves el día de la carne y del trabajador de la industria cárnica. Además, se ubicó 7% abajo del nivel de la semana correspondiente del 2014. La cantidad de novillos faenada tuvo una baja semanal importante de 23% a 18.367 reses -44,7% del total–. En las siete semanas previas el nivel se mantuvo por encima de los 21.000 novillos. Se faenaron 21.116 vacas, por lo que su participación en la faena total alcanzó el 51,4%.

En mayo se faenaron 179.356 vacunos, 15% por abajo de abril y13% menos que en el mismo mes del año pasado. Fue la primera faena mensual en 2015 que registra una variación negativa en la comparación interanual. Los novillos totalizaron 89.297, nivel 18% inferior al de un año atrás, mientras las vacas alcanzaron las 84.890 cabezas, 8,5% menos.

La faena semanal de ovinos también cayó y cortó la suba de las tres semanas anteriores. Totalizó 5.662 animales, un 24% inferior a la anterior. En la comparación interanual, cayó 73%. Se faenaron 2.688 corderos, 47,5% del total, y las ovejas tuvieron una participación de 41,7% (2.363 cabezas).

En mayo se faenaron 25.807 ovinos, número 18% inferior al volumen de abril y 72% menos que en mayo de 2014. El nivel disminuyó por quinto mes consecutivo. Se faenaron 11.862 corderos, 68% menos en forma interanual, y 10.629 ovejas, 70% menos.

En lo que respecta a los precios INAC, el índice para el kilo de novillo de la semana que finalizó el 30 de mayo pasó de US$ 3,393 a US$ 3,406 y se ubicó 1,6% por encima del precio que tenía un año atrás. El kilo de vaca INAC permaneció prácticamente incambiado. Pasó de US$ 2,909/kg a US$ 2,910/kg, referencia 0,7% superior al de la misma semana de 2014. El cordero INAC bajó levemente desde US$ 3,695 por kilo a US$ 3,693, nivel 4,4% menor al del año pasado.

El promedio de exportación para la carne bovina cayó de US$ 3.905/ton a US$ 3.751. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 3.763/ton, 5,9% menor del de igual momento de 2014. En carne ovina el valor de exportación subió de US$ 3.361 a US$ 4.205/ton, con lo que el ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 3.920/ton, 4,9% menor al de un año atrás.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria