El mercado de haciendas gordas cierra la semana sin mostrar demasiados cambios, con referencias de US$ 3,25 para novillo y US$ 2,80 para la vaca gorda (en ambos casos por kilo de carne en segunda balanza). 

"Hay un equilibrio levemente favorable para la industria frigorífica, en el sentido de que está creciendo la oferta y eso se está transmitiendo en entradas más largas a frigorífico", explicó a El País el consignatario Gustavo Basso. Los frigoríficos están manejando ingresos no inferiores a 10 días para novillo gordo y de no menos de 8 días para vacas gordas.

La colocación de vacas gordas continúa mostrando dificultades, con una industria frigorífica con mayor avidez por novillos bien terminados. Según los consignatarios de ganado, la oferta de vacas gordas no ha crecido, más bien se están acumulando.

Para Basso, en ambas categorías, "hay una disponibilidad de oferta que permitiría tener una faena mayor a la que estamos viendo para evitar ir acumulando varios días de carga".

Por otro lado, los primeros fríos y principalmente las heladas anunciadas para los próximos días, pueden convertirse en un factor disparador de la oferta, pues los productores comenzarán a alivianar los campos reduciendo las cargas.

La gran interrogante del mercado es ¿qué hará la industria frente a esa mayor oferta?.

La llegada de las cuadrillas de rabinos que realizan las faenas kösher, cuya carne tiene por destino Israel, no ha tenido mayor repercusión en el mercado, ni en una mayor absorción de la oferta, ni tampoco en los precios de la hacienda.

Hasta ahora Uruguay ha seguido el camino de la valorización de su carne y todavía hay posibilidades de conquistar mejores nichos de mercado.El mercado está jugado a un mayor aumento de la faena en los próximos días, para poder absorber el incremento de la oferta y dadas las señales positivas que se están viendo en el mercado internacional para las carnes uruguayas.

Mientras tanto, a nivel de ovinos la oferta es chica, como ya es tradicional a esta altura del año.

Los productores prefieren esquilar primero para luego vender, hay buen nivel de faena y avidez por todas las categorías.

En este rubro, los buenos augurios para la carne ovina y la expectativa que genera la incursión en Estados Unidos con cortes desosados, hacen pensar a los productores en que continuarán recibiendo valores firmes por los animales que remiten a frigorífico.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria