La faena sigue intensa y acumuló otra semana por encima de las 40.000 reses; novillos de punta tienen un piso de US$ 3,35. 

La semana comenzó con un mercado del ganado gordo sin cambios desde el punto de vista de la escasa oferta, sobre todo de ganados especiales y una posición más competitiva desde el lado del abasto en la demanda, si bien consignatarios destacaron que no se encuentra tan agresiva como unas semanas atrás.

La oferta de animales se diferencia fuertemente, dependiendo de la zona y en función de las lluvias registradas que han favorecido fundamentalmente al norte del país.

La expectativa se pone sobre la llegada de las cuadrillas kosher israelíes, que se ha aplazado reiteradas veces. Ahora, ellas estarían comenzando a operar el próximo lunes, según dijo una fuente industrial consultada por Blasina y Asociados. "Aunque no están 100% resueltas las dificultades internas de ellos", remarcó.

El mercado va ganando algunos centavos cada semana. El novillo gordo se negocia entre US$ 3,30 y US$ 3,35/kg, pero los de punta pueden alcanzar algunos centavos más. La vaca lo hace en el entorno de los US$ 3. La vaquillona cotiza entre US$ 3,15 y US$ 3,20 impulsada por la demanda para abasto. Las entradas de ganado a planta se mantienen muy dispares.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) subió dos centavos su referencia para el novillo gordo a US$ 3,32 el kilo a la carne y uno a la vaca hasta US$ 2,95 el kilo. Los corderos aumentaron tres centavos a US$ 3,60, el cordero pesado uno a US$ 3,64, los borregos cuatro a US$ 3,57, las ovejas nueve a US$ 3,03 y los capones permanecieron en US$ 3,25.

Llamó la atención el volumen de faena que se mantiene por encima de las 40 mil reses teniendo en cuenta la baja oferta existente en el mercado. En la semana que terminó el 27 de junio la faena cayó 3% hasta los 40.060 cabezas y se ubicó 12% abajo en la comparación interanual. Se faenaron más novillos que vacas. El 49,4% del total fueron novillos (19.799 animales) y el 47,9% vacas (19.198). Es la menor faena de vacas desde el 4 de abril.

La actividad en ovinos fue muy reducida. Operaron siete plantas y sólo se faenaron 2.833 ovinos, un 47% menos que la semana anterior y 83% menos en la comparación interanual. Se faenaron 1.768 corderos que abarcaron el 62% del total y 711 ovejas, 25% del total. No se faenaron carneros.

En cuanto a los precios INAC, en la semana cerrada al 27 de junio el índice para el kilo de novillo de la semana bajó levemente de US$ 3,437 a US$ 3,431, valor 0,6% superior en la comparación interanual. El kilo de vaca INAC pasó de US$ 2,971/kg a US$ 2,994, referencia 2,5% mayor al de la misma semana de 2014. El cordero INAC también subió, y lo hizo desde US$ 3,688 por kilo a US$ 3,708 pero se ubicó 5,4% por debajo de la alcanzada un año atrás.

El precio promedio de exportación de la carne continúa a la baja. La tonelada de carne vacuna exportada subió de US$ 3.644 a US$ 3.756, pero el promedio de las últimas cuatro semanas móviles cayó a US$ 3.583/ton, nivel 10% menor en la comparación interanual. Es el menor nivel desde mediados de agosto de 2013. En carne ovina pasó de US$ 5.047 a US$ 3.650 y el promedio bajó a US$ 4.224 abriendo una brecha positiva respecto al año pasado de 2%.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria