Novillos gordos cotizan en el eje de US$ 3,55 a la carne y las vacas US$ 3,20; demanda pujante en un mercado con oferta baja. 

Las cuadrillas comenzaron a operar el lunes de la semana pasada y eso se reflejó en la faena de vacunos, que se posicionó por encima de las 40 mil reses. La demanda puja en un mercado donde la baja oferta lo determina y muestra su interés por los ganados en mejor estado.

Ante dicha dinámica los precios continúan en ascenso. El novillo se negocia en el eje de US$ 3,55, aunque algunas ventas pudieron ganar algunos centavos más y acercarse a los US$ 3,60. La vaca cotiza entre US$ 3,15 y US$ 3,20. Las buenas logran algunos centavos más. 

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) subió seis centavos su referencia para el novillo gordo, a US$ 3,44 el kilo a la carne, y a la vaca siete hasta US$ 3,05 el kilo. Son los mayores precios para el gordo en lo que va del año. Los corderos subieron dos centavos a US$ 3,65, el cordero pesado uno a US$ 3,66 y los borregos uno a US$ 3,58. En este caso son los precios más altos desde el otoño. Las ovejas y los capones se mantuvieron incambiados en US$ 2,97 y US$ 3,25, respectivamente.

El mercado de la reposición se mantiene con poca oferta y algo más pretenciosa, según comentaron operadores. La preferencia es por negocios cortos. El miércoles pasado remató Plazarural, se colocó prácticamente toda la oferta y la firmeza de la demanda determinó incrementos de precios. Las vacas de invernada fueron los que tuvieron la mayor suba, con una cotización media de US$ 1,28, 7,8% mayor al del remate anterior. Los terneros promediaron US$ 2,07, 4% más.

Precios que se están pagando por el ganado gordo son los mayores en lo que va del año

La faena volvió a estar arriba de 40 mil reses. En la semana que terminó el 11 de julio la faena totalizó 43.563 cabezas y se ubicó 18% arriba tanto del nivel de la semana previa como en la comparación interanual. La faena de novillos aumentó en 4.000 animales y alcanzó los 21.618 animales. La faena de vacas subió en 2.400 cabezas hasta las 20.882.

La faena de ovinos bajó fuerte y la actividad fue muy baja. Se faenaron 3.386 ovinos, un 52% menos que en la semana anterior y 78% inferior en la comparación interanual. Se faenaron 1.667 corderos (5.655 menos que un año atrás) que abarcaron el 49% del total, y la faena de ovejas totalizó 1.304 cabezas (39% del total) 4.243 animales menos que en el mismo momento del año pasado.

En cuanto a los precios de INAC, en la semana cerrada al 11 de julio el índice para el kilo de novillo subió de US$ 3,448 a US$ 3,557, con lo que se ubicó 0,5% arriba en la comparación interanual. El kilo de vaca INAC pasó de US$ 3,026/kg a US$ 3,053, pero se mantuvo 1,4% debajo de la referencia alcanzada en la misma semana de 2014. 

El índice INAC para el kilo de cordero bajó desde US$ 3,716 por kilo a US$ 3,635 y la variación interanual fue -8,8%.

El precio promedio de exportación de la carne tuvo una leve caída. La tonelada de carne vacuna exportada pasó de US$ 3.845 a US$ 3.793 y el promedio de las últimas cuatro semanas móviles subió a US$ 3.730/ton. De todas formas se posicionó 4,5% abajo en la comparación interanual. 

En carne ovina, el descenso del precio promedio de exportación fue más pronunciado. De US$ 5.429 pasó a US$ 4.223, pero el promedio de cuatro semanas trepó a US$ 4.634 –la mayor referencia desde comienzos de abril–. Comparado al año pasado, el promedio se ubicó 2,3% por encima.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria