La faena semanal de vacunos se mantuvo en el eje de la 40 mil reses, pero el destaque se lo llevó la alta faena de ganado lechero. 

Fuerte suba en el precio del ganado gordo en un mercado caracterizado por la baja oferta, alta demanda y muy buena colocación. El novillo cotiza entre US$ 3,50 y US$ 3,65 por kilo pero se pueden lograr negocios de US$ 3,70 para ganados especiales. La vaca opera con precios entre US$ 3,20 y US$ 3,30. El mercado de los lanares sigue firme aunque con oferta prácticamente nula la operativa es escasa.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) subió 13 centavos o su referencia para el novillo gordo a US$ 3,57 el kilo a la carne y 17 centavos a la vaca hasta US$ 3,22 el kilo. En ovinos la referencia para el cordero sumó dos centavos hasta US$ 3,67 mientras el cordero pesado fue cotizado en US$ 3,70, cuatro centavos arriba respecto a la semana previa. La referencia para los borregos subió ocho centavos a US$ 3,66. Los capones y las ovejas vieron alzas de dos centavos en los valores a US$ 3,27 y US$ 2,99 respectivamente.

En cuanto a la reposición, hay mayor dinamismo con demanda más firme por negocios cortos y con mejoras para el ternero como ya se vio en las últimas pantallas. En el remate de Lote 21 del miércoles pasado los terneros generales promediaron en US$ 2,10, cuatro centavos más que en el remate previo y 12 más comparado al mismo momento de la semana pasada. La demanda desde la exportación en pie continua activa con negocios cerrados para los próximos meses, especialmente a Turquía. Igual sigue muy marcada las diferencias entre las zonas que han recibido lluvias y las que continúan casi sin base forrajera.

En la reunión de ACG se comentó sobre la continua oferta de ganado lechero para la faena. Si bien no llega a una cantidad relevante como para moderar el alza de precios. se destacó que en algunos tambos se está mandando a frigorífico no solamente las vacas de descarte sino también las de ordeñe.

La faena vacuna totalizó en 39.500 animales en la semana que culminó el 18 de julio (cabe recordar que la semana contó con cinco días de operativa, no hubo media jornada el sábado por feriado). Se dio así una caída de 9% con respecto a la semana anterior y un incremento de 30% frente al mismo período de 2014. Se faenaron 20.678 novillos -representaron el 52% del total- y 17.936 vacas que explicaron el 45% del total.

El volumen de ovinos faenado creció un 88% hasta 6.380 reses superando la semana anterior por 2.994 cabezas. En la comparación interanual, sin embargo, descendió 23%.

En cuanto a los precios de INAC, en la semana cerrada al 18 de julio el índice para el kilo de novillo subió de US$ 3,448 a US$ 3,557, con lo que se ubicó 0,5% arriba en la comparación interanual. El kilo de vaca INAC pasó de US$ 3,026/kg a US$ 3,053, pero se mantuvo 1,4% debajo de la referencia alcanzada en la misma semana de 2014. El índice INAC para el kilo de cordero bajó desde US$ 3,716 por kilo a US$ 3,635 y la variación interanual fue -8,8%.

El precio promedio de exportación de la carne vacuna y ovina se movió al alza. La tonelada de carne vacuna exportada pasó de US$ 3.723 a US$ 3.748 y el promedio de las últimas cuatro semanas móviles subió a US$ 3.762/ton. Sin embargo, desde fines de marzo no logra superar a la referencia alcanzada un año atrás. En este caso se ubicó 4,5% abajo en la comparación interanual.

En carne ovina el ingreso promedio de la semana tuvo un incremento de prácticamente US$ 1.000/kg. De US$ 4.245 pasó a US$ 5.252, y el promedio de cuatro semanas subió levemente a US$ 4.626.Comparado al año pasado, el promedio fue 5% superior.

Dados dichos valores promedio de exportación y los precios internos de los ovinos, el diferencial entre precio de exportación de carne ovina y precio del cordero INAC se mantiene en altos niveles que no se ven desde hace cuatro años. En la semana pasada la diferencia llegó a 25% y la anterior tocó el 27%. 

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria