La última semana la cotización de los novillos de punta alcanzó US$ 3,80 el kilo, en tanto que por las vacas buenas se paga US$ 3,40. 

Los valores del ganado gordo se mantienen firmes y acumulan otra semana con fuertes subas en un mercado caracterizado por una demanda pujante. La industria frigorífica compite por la escasa materia prima bien terminada en un momento de plena poszafra para cumplir con negocios acordados, básicamente con la faena para equipos kosher israelíes, que operarán hasta los primeros días de setiembre.

Recién se podría esperar una oferta sostenida de ganado de verdeo para dentro de dos meses por lo menos, en caso de que se concreten las lluvias pronosticadas y permitan emparejar la situación de dichas pasturas.

Los precios se mueven al alza pero dentro de cada categoría puede haber variaciones de entre 10 y 15 centavos en función de su terminación. El novillo se negocia entre US$ 3,70 y US$ 3,80 y los negocios para cuota y los generales o a pasto se han emparejado. En tanto, lotes de vacas pesadas pueden alcanzar los US$ 3,40. Las entradas a planta de los ganados son cortas y promedian una semana. Para ovinos se manejan referencias entre US$ 3,70 y US$ 3,80 para corderos. De todas maneras, los negocios que se concretan son puntuales ya que la oferta es muy reducida.

Las subas en las referencias de la Asociación de Consignatarios de Ganado fueron fuertes. ACG subió once centavos su referencia para el novillo gordo a US$ 3,68 el kilo a la carne y, a la vaca, ocho centavos hasta US$ 3,30 el kilo. Si se los compara con los niveles alcanzados en igual momento de 2014, se abren brechas de 14 y 10 centavos, respectivamente.

Los corderos subieron tres centavos a US$ 3,70, el cordero pesado cinco a US$ 3,75 y los capones dos hasta US$ 3,29. Mientras que los borregos y las ovejas aumentaron un centavo a US$ 3,67 y US$ 3.

El incremento de los precios en el mercado del gordo se conjuga con una fuerte alza del dólar que lleva a promediar al interbancario arriba de $ 28 desde la semana pasada. Incluso el viernes 24 la cotización marcó un máximo desde setiembre de 2004. Los precios actuales son los mayores desde el primer semestre de 2013 en dólares y los más altos de la historia en pesos. Por primera vez un kilo de novillo vale más de $ 50 y uno de carcasa de novillo más de $ 100.

La faena volvió a estar por encima de las 40 mil reses. En la semana que terminó el 25 de julio la faena totalizó 42.327 cabezas y se ubicó 7% arriba del de la semana previa. En tanto determinó una suba interanual de 36%. La faena de novillos fue la mayor desde fines de mayo al totalizar 21.028 animales, 2% mayor a la de la semana anterior. La faena de vacas creció 14% hasta 20.425 cabezas.

La faena de ovinos también aumentó. Se faenaron 9.204 ovinos, un 44% más que en la semana anterior pero 30% menos en la comparación interanual. Se faenaron 5.623 corderos que abarcaron el 61% del total, y la faena de ovejas totalizó 2.544 cabezas (28% del total).
Los precios INAC también se movieron al alza. En la semana que cerró el 25 de julio el índice para el kilo de novillo aumentó de US$ 3,624 a US$ 3,718. La variación interanual se ubicó en -4,8%. El kilo de vaca INAC pasó de US$ 3,156/kg a US$ 3,261 con lo que pasó a superar a la referencia alcanzada en la misma semana de 2014 en 0,5%. El índice INAC para el kilo de cordero también subió y lo hizo desde US$ 3,695 por kilo a US$ 3,904. Pero aún se encuentra 5,2% debajo del nivel logrado un año atrás.

El ingreso promedio de exportación de la carne vacuna se vio incrementado por cuarta semana consecutiva. Pasó de US$ 3.744 a US$ 3.887 y el promedio de las últimas cuatro semanas móviles alcanzó los US$ 3.809/ton. De todas maneras el nivel es 5,2% menor al logrado el año pasado al mismo momento. En carne ovina el ingreso promedio de la semana tuvo una leve caída desde US$ 5.252 a US$ 5.245, pero el promedio de cuatro semanas aumentó a US$ 4.695 y la brecha interanual se fijó en 2%.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria