La industria pasa precios de US$ 3,60 para los novillos gordos y algunas ofrecen menos. 

Se dificulta la concreción de negocios en un mercado donde la industria pasa menores valores por el ganado gordo y la oferta no asimila completamente la corrección bajista, manifiestan operadores. El impulso que dio la llegada de las cuadrillas kosher israelíes se diluye y la semana que viene terminan su faena. La buena disponibilidad de forraje a corto plazo con las lluvias registradas hace que desde la oferta se cuestione cuánto perder en precio y cuánto ganar en kilos. 

La mayoría de las industrias –tanto de abasto como exportación– se encuentran alineadas en los US$ 3,60/kg para los novillos pesados, pero hay algunas que pasan menores referencias. Las vacas se mantienen entre US$ 3,20 y US$ 3,30. Las entradas de animales a planta se mantienen en un promedio de 10 días. Consignatarios manifestaron que actualmente es difícil que se alcancen los promedios que marcó la planilla de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) el lunes pasado.

Las referencias de la ACG bajaron en vacunos, pero subieron en todas las categorías de ovinos. La ACG disminuyó nueve centavos su referencia para el novillo gordo hasta US$ 3,68 el kilo a la carne y a la vaca tres hasta US$ 3,33 el kilo. En tanto, el cordero aumentó ocho centavos hasta US$ 3,80, el pesado cuatro a US$ 3,84, el borrego cinco a US$ 3,75, el capón cuatro a US$ 3,33 y las ovejas 17 hasta US$ 3,16.

La faena de vacunos subió por segunda semana seguida y se mantuvo arriba de las 40 mil reses. En la semana que terminó el 22 de agosto se faenaron 42.405 bovinos, un 0,8% más que en la semana anterior y 18% más comparado al mismo momento del año pasado. La cantidad de novillos faenados aumentó un 4% respecto a la semana pasada hasta las 22.250 cabezas (53% del total), mientras el número de vacas bajó 3% a 19.485 animales (46%).

La faena de ovinos tuvo un leve avance semanal de 8% hasta los 8.019 animales. La diferencia interanual es inferior de 67%. Se faenaron 5.015 corderos (63% del total), 1.650 ovejas (21%), 802 capones, 464 borregos y 88 carneros.

En la semana finalizada el 22 de agosto el índice INAC para el kilo de novillo pasó de US$ 3,861 a US$ 3,849 y se mantiene 4,3% arriba en la comparación interanual. En cambio, el kilo de vaca INAC tuvo una muy leve suba, pasó de US$ 3,404 a US$ 3,406 y mantiene una brecha positiva de 1,8% respecto a igual semana de 2014. El precio INAC del cordero cayó de US$ 3,951 a US$ 3,881 por kilo y con ello amplió la variación negativa respecto al año pasado. La variación anual duplicó a la de la semana anterior y llegó a 8,3%. 

Los ingresos por exportación para la carne vacuna vieron un buen incremento. La cotización semanal de la tonelada de carne bovina fue de US$ 3.954, alrededor de US$ 200 más que la semana anterior.

El promedio de las últimas cuatro semanas móviles tuvo su tercera semana seguida de aumento y alcanzó los US$ 3.858 por tonelada. La diferencia respecto al nivel del año pasado al mismo momento fue de 3,5%.

En carne ovina el precio FOB bajó de US$ 4.690 a US$ 4.503 por tonelada, y con ello el promedio de cuatro semanas pasó de US$ 5.002 a US$ 4,892. De todas maneras, la cotización media siguió estando por encima de los valores del año pasado y la diferencia llegó a 9,3%.
A este contexto se le suma la crisis y desaceleración económica del gigante asiático, lo cual no puede ser perdido de vista. Esta semana Daniel Castiglioni, broker uruguayo en China y director de Castitrading, dijo en el programa Tiempo de Cambio de radio Rural que los pedidos se han frenado.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria