En setiembre algunos frigoríficos interrumpirán su faena; se concretan negocios de novillos pesados entre US$ 3,50 y US$ 3,55 por kilo. 

Hubo otra semana con una fuerte presión hacia abajo por parte de la industria en las cotizaciones del ganado gordo que hace difícil hacer coincidir a la oferta con la demanda. Se concretan negocios de novillos pesados en US$ 3,50 a US$ 3,55 por kilo y puntualmente pueden lograr algunos centavos más. Las vacas lo hacen entre US$ 3,20 y US$ 3,30. Pero desde el primer día de la semana algunas plantas pasaban US$ 3,30 para novillos y entre US$ 3,10 y US$ 3,15 para vacas, según comentaron los operadores. Las entradas se mantienen largas, las cargas pueden pactarse para mediados de mes.

Algunas plantas interrumpirán su operativa este mes. San Jacinto paró ayer jueves, no faenará durante 10 días por reformas. En tanto, si bien no hay nada confirmado, en Solís se realizan reuniones para tratar el tema licencias a personal, lo que también puede derivar en cierres. Por otra parte, una o dos plantas de Marfrig podrían interrumpir su faena durante algunos días también. Están a la espera de una visita china para tratar el problema que hubo en el envío de grasa animal hacia dicho destino.

Las referencias de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) continuaron en baja para vacunos y en ovinos se mantuvieron firmes. ACG disminuyó 8 centavos para el novillo gordo hasta US$ 3,60 el kilo a la carne y en la vaca 6 hasta US$ 3,27 el kilo.

En tanto, el cordero, la oveja y el capón se mantuvieron incambiados, en US$ 3,80, US$ 3,16 y US$ 3,33, respectivamente. El cordero pesado aumentó cuatro a US$ 3,88 y el borrego otros cuatro a US$ 3,79.

La reposición sigue resistiendo a pesar del fuerte ajuste en el mercado del gordo. El miércoles y jueves pasado Plaza Rural remató desde el Hotel Cottage y vendió el 85% del ganado de invernada. Los terneros promediaron en US$ 2,29, solo tres centavos menos que el en el remate anterior realizado el 12 de agosto y 17 centavos más comparado a un año atrás.

La faena de vacunos comenzó una baja que seguramente continuará en las próximas semanas. En la que terminó el 29 de agosto se faenaron 37.343 bovinos, 12% menos que en la semana anterior, pero 15% más comparado al nivel de un año atrás. La faena de vacas tuvo un fuerte descenso semanal. Cayó un 23% hasta 14.957 cabezas, el menor nivel desde la semana que culminó el 27 de diciembre. Se faenaron 21.740 novillos, 2% menos que la semana pasada, y 23% menos que en la misma semana del año pasado.

Acorde a la época del año, la faena de ovinos tuvo un buen avance y alcanzó el mayor nivel desde finales de febrero con 14.631 lanares, pero la diferencia interanual sigue siendo negativa, -46%. La faena se compuso por 1.619 ovejas (11%), 1.501 capones (10%), 320 borregos (2%), 11.177 corderos (76%) y 14 carneros.

La semana cerrada el 29 de agosto fue de descensos en los precios vacunos INAC y subas en los ingresos promedio de exportación. El kilo de novillo pasó de US$ 3,849 a US$ 3,822, referencia 2,8% mayor a la del mismo momento en 2014. El kilo de vaca INAC bajó desde US$ 3,406 a US$ 3,397 y la brecha interanual es solo de 0,9% respecto a igual semana de 2014.

Dada la firmeza en los ovinos, los valores INAC aumentaron. El precio INAC del cordero aumentó de US$ 3,881 a US$ 3,946 por kilo. De todas formas se ubica 4,6% abajo del nivel de hace un año.

Los ingresos por exportación de carne vacuna aumentaron de US$ 3.881 a US$ 3.942/ton, con lo que el promedio de las últimas cuatro semanas móviles alcanzó los US$ 3.889, el mayor nivel desde mediados de marzo. La variación interanual es de -6%. En carne ovina el precio FOB aumentó de US$ 4.475 a US$ 5.231/ton. El promedio de cuatro semanas pasó de US$ 4.767 a US$ 4.772 y se ubicó 1,6% por encima del valor de 2014.

La ganadería empieza a transitar un período de ajuste sin la demanda de las cuadrillas kosher, con una diferencia de precios significativa respecto a Brasil y dudas cada vez más importantes en China, principal mercado. El novillo promedió ayer debajo de US$ 2,60/kg en San Pablo. El diferencial con Uruguay está en sus mayores niveles desde 2006.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria