Fuerte caída en la faena de vacunos y sigue al alza la de los ovinos. 

La tendencia bajista persiste en el mercado del gordo, que además se caracteriza por una fuerte disparidad en precios y entradas a planta. Si bien algunos operadores manifestaron que aparece más ganado de verdeos, la oferta sigue siendo reducida. Sumado a la menor actividad desde la industria, con la interrupción de la operativa de siete plantas, el descenso en la faena fue importante y rondó los 4.500 vacunos.

Algunas plantas continúan sin pasar precios. Las que lo hacen, pasan en el entorno de US$ 3,25- US$ 3,30/kg a la carne para novillos pesados. En negocios puntuales se pueden conseguir algunos centavos más. Las cargas varían mucho. Algunas se pactan para el correr de la semana, en tanto otras se pueden estirar a 10-15 días. La vaca cotiza entre US$ 3 y US$ 3,15.

Las referencias de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) siguen bajando en vacunos, pero se mantienen firmes en ovinos ya que están muy demandados. ACG disminuyó cinco centavos su referencia para el novillo gordo hasta US$ 3,33/kg y a la vaca tres hasta US$ 3,07. Comparado al mismo momento de 2014, los valores son 34 y 30 centavos inferiores. En tanto, el cordero sigue firme ganando centavos. Aumentó uno y alcanzó en la planilla de ACG los US$ 3,91. En el resto de las categorías los promedios se mantuvieron incambiados.

Los consignatarios comentaron que en el mercado de reposición se complica la concreción de negocios por la dificultad existente de hacer coincidir los precios pretendidos por las distintas partes. En el remate de Plaza Rural del miércoles se vendieron 2.926 terneros y promediaron en US$ 2,16, 13 centavos menos que en el remate de setiembre, pero cuatro más que en el realizado un año atrás. La cotización mínima fue US$ 1,93 y la máxima US$ 2,50. Este viernes es el turno de Pantalla Uruguay con su remate número 159.

Hubo una fuerte caída en el nivel de faena. En la semana que terminó el 26 de setiembre se faenaron 32.664 vacunos, 12% menos que la semana anterior y 0,6% menos en la comparación interanual. La participación de los novillos fue 51,6% y con 16.860 animales marcó un descenso semanal de 1.020 cabezas. La caída en la faena de vacas fue importante. Su participación fue de 46,3%, totalizaron 15.118 cabezas, 3.244 menos que la semana pasada. Es la menor faena de vacas desde la semana que finalizó el 4 de abril.

En cambio, fue la tercera semana consecutiva de aumento para la faena de ovinos. Se faenaron 20.831 lanares, 2,4% más que la semana anterior y 19% menos que un año atrás. La faena se compuso en un 68% por corderos con 14.186 animales, 18% con ovejas con 3.714, 10% capones con 2.060, 4% borregos con 759 y con 112 carneros (1%).

En la exportación los precios siguen estando en niveles interesantes, aunque en la carne vacuna el valor semanal evoluciona con cierta volatilidad y en la semana culminada el 26 de setiembre tuvo un descenso notorio. El valor de exportación de la carne bovina fue US$ 3.330/ton, cuando la semana anterior había alcanzado los US$ 4.178. Por ello, el ingreso medio de las últimas cuatro semanas cayó a US$ 3.708.

Por su parte, en la carne ovina el valor de exportación semanal aumentó de US$ 4.677 a US$ 4.898, y el promedio de las últimas cuatro semanas se mantuvo arriba de los US$ 5.000. Con US$ 5.242 se ubicó levemente por debajo de la semana previa, pero mantiene una brecha interanual positiva en más de 7%.

Todo hace suponer que seguirá un ajuste gradual de precios. La llegada de las cuadrillas Kosher en este mes puede ser un factor de estabilización ya que la oferta puede demorar hasta la segunda quincena del mes que viene en restablecerse.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria