En un mercado ágil, pero selectivo, se realizó ayer el tradicional remate anual de los Hereford y Polled Hereford de cabañas "El Paraíso" y "El Baqueano" de las familias Bordaberry. 

En el local "Santa Bernardina" de la Sociedad Rural de Durazno, a cargo de escritorios Andrade Rodríguez, Carlos Calvo y Andrés Puig se concretó el 56º remate de estas reconocidas cabañas.

Aún cuando el mercado arrancó a gran ritmo y con buenos valores, después "se terminaron los compradores", al decir del martillero Luis Aparicio Andrade. Es que, comentó, nos faltaron algunos de esos clientes que vienen por volumen todos los años.

Los 86 toros vendidos se hicieron en buena forma, a un promedio de US$ 3.390, con máximo de US$ 6.100 y mínimo (pagado por un toro MH) de US$ 2.400.

Los 43 toros PI de 2 años hicieron promedio de US$ 3.862, 20 toros PI de 3 años a US$ 3.360 y 23 MH a US$ 2.737.

Fue un mercado ágil, "sin discutir valores, que mostró mayor interés por la torada de 2 años (vendidos el 100%), pero al faltar esos compradores de volumen se dispersó el 63% de la oferta en pista", aseguró Luis Aparicio Andrade.

En ese sentido dijo que hubo sólo un comprador de volumen y el resto de la oferta se comercializó de a uno.

En cuanto a los vientres, de "El Mangrullo" de Castera se vendieron las vaquillonas con cría a US$ 412 y las vaquillonas sin servicio a US$ 740, de Gladis Correa, vaquillonas a 550.

Tras el remate, Andrade Rodríguez dijo que, más allá que no se vendió todo, quedó conforme por los valores logrados.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria