Se concretan negocios a US$ 3,40 por kilo en novillos pesados, valor lejano a lo que pretenden los productores. 

El mercado del ganado gordo se mantiene expectante por la llegada de las cuadrillas israelíes. La mayor parte se estaría instalando a partir de la semana que viene. Una fuente industrial consultada comunicó que ellos esperaban que comenzaran a trabajar con las kosher a mediados de esta semana, pero se retrasó para fines de la semana que viene o para principios de noviembre.

La expectativa, en un mercado donde sigue sin aparecer mucha oferta y con una demanda más activa con casi todas las plantas en actividad, sostiene a los precios.

La industria pasa precios entre US$ 3,35 y US$ 3,40 por kilo de novillo gordo y las vacas cotizan entre US$ 3,10 y US$ 3,15.

Asimismo, las cargas se han acortado, aunque se mantienen dispares entre las plantas. Algunas fijan entradas para dentro de una semana o 10 días.

De todas maneras, los valores distan de lo que pretenden los productores que tienen animales terminados, quienes aspiran valores de US$ 3,50 o US$ 3,60, comentaron consignatarios.

En ovinos el mercado sigue un poco pesado. Los precios de los corderos y borregos reciben una presión bajista y la industria pasa precios de US$ 3,80 a US$ 3,85. Para la oveja ofrece entre US$ 3,20 y US$ 3,30.

Por otro lado, los consignatarios manifestaron que en la reposición tanto la oferta como los valores son muy dispares teniendo en cuenta las distintas zonas del país.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) subió tres centavos su referencia para el novillo gordo en US$ 3,36 y cuatro a la vaca hasta los US$ 3,09. En ovinos continuaron –como la semana pasada– los ajustes en los valores.

El cordero bajó tres centavos hasta US$ 3,88, el pesado dos a US$ 3,92 y la oveja uno a US$ 3,23. El borrego fue la única categoría que tuvo un aumento: un centavo a US$ 3,85, mientras el capón se mantuvo incambiado en US$ 3,34.

La faena de vacunos aumentó por tercera semana consecutiva y se acercó a las 40 mil reses. En la semana que terminó el 17 de octubre se faenaron 39.423 vacunos, 5% más que en la semana anterior y 4% más comparado a la semana equivalente del año pasado.

Se faenaron 18.617 novillos, 3% más que en la semana anterior y 7% menos que un año atrás. La faena de vacas tuvo un avance semanal de 7% hasta las 19.956 cabezas y de 18% respecto a 2014. Son las mayores faenas semanales desde mediados y principios de setiembre, respectivamente.

La faena de ovinos no siguió con el fuerte impulso que había tenido la semana pasada y tuvo una merma semanal de 10%. La faena totalizó 27.124 lanares, nivel 35% inferior en la comparación interanual. La mayor baja semanal fue en la faena de borregos, que cayó a 663 animales desde 1.639 en la semana anterior. También se faenaron menos corderos: 18.612 contra 22.422 en la semana anterior. La faena la completaron 3.758 ovejas (529 más que una semana atrás), 4.014 capones (1.220 más) y 77 carneros (13 menos).

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria