Algunas cuadrillas kosher ya se retiraron. 

 

La presión bajista sigue marcando al mercado, con muchas de las plantas proponiendo US$ 3,20 por kilo a la carne para novillos gordos, si bien sigue existiendo cierta disparidad entre algunas industrias, que pueden pasar algunos centavos más. La faena se aceleró fuertemente y casi alcanzó los 50 mil vacunos la semana pasada.

Las entradas a planta se mantienen largas y se extienden hasta fines de mes o comienzos de diciembre. Dado que la mayoría de las ventas se realizan para cobrar a 45 días antes del final del año cabe esperar que la oferta empiece a disminuir en las próximas semanas Operadores consultados han manifestado que la oferta actualmente no es muy abultada. Por vacas de entre 420 y 430 kg la industria pasa precios entre US$ 2,80 y US$ 2,95. Con ganados de 470 kg podrían lograrse algunos centavos más, pero no es lo que está apareciendo en el mercado, dijeron.

En ovinos los valores también siguen cayendo. Se han realizado negocios en corderos por US$ 3,55. Las entradas son bastante largas, se pactan cargas para al menos los primeros días del mes que viene.

Las referencias para el ganado gordo descendieron fuertemente en la planilla de la Asociación de Consignatarios de Ganado. El novillo perdió 11 centavos hasta promediar en US$ 3,32 por kilo a la carne, mientras la vaca retrocedió 8 hasta US$ 3,02. En pie los valores cayeron 5 y 10 centavos hasta US$ 1,78 y US$ 1,46 respectivamente. A excepción de las ovejas, cuya cotización media se mantuvo incambiada en US$ 3,01, las referencias para el resto de las categorías de ovinos bajaron. En corderos cayeron 8 centavos hasta US$ 3,60, los corderos pesados 10 centavos hasta US$ 3,63, los borregos 5 hasta US$ 3,60 y los capones 6 hasta US$ 3,21.

En la semana que terminó el 14 de noviembre se faenaron 47.903 bovinos, 16% más que en la semana anterior pero 8% menos si se lo compara con un año atrás. La faena de novillos tuvo un avance semanal de 18% y llegó a las 25.399 cabezas (1% menos que en el año pasado), el mayor volumen del año. La faena de vacas creció 14% y totalizó 21.389 animales, pero fue 16% menor a la correspondiente de 2014.

Respecto a ovinos, en el momento del año donde aparece más oferta, la faena cayó. La semana pasada se faenaron 26.537 lanares, 11% menos que en la semana anterior y 42% menos que un año atrás. La faena de corderos tuvo un descenso semanal de 5% hasta las 17.443 cabezas y la de ovejas un 30% hasta los 4.253 animales.

Los precios de exportación de la carne vacuna miran los US$ 4.000 un poco más de lejos, y en la ovina siguen en niveles muy firmes. En la última semana el ingreso por exportación de carne bovina fue de US$ 3.730 por tonelada, con un volumen importante vendido, y el de carne ovina US$ 5.587, pero con una cantidad enviada menor. Las trayectorias de precio son inversas en las distintas carnes. En lo que va del año la tonelada de carne vacuna promedia US$ 3.804, 5,5% (o US$ 200 aproximadamente) menor al de un año atrás, mientras en ovina alcanza los US$ 4.612 y supera en 6% (US$ 250) al del mismo período de 2014.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria