La faena de vacunos superó las 50 mil reses y alcanzó su mayor nivel del año. 

 

Sigue la presión bajista en el mercado del ganado gordo y el nivel de negocios que se concreta no es abundante, manifestaron diversos consignatarios. A la oferta no le convencen los precios pasados por la industria, además los ganados de campo están retrasados y los animales pesados no abundan.

Por novillos gordos empresas frigoríficas pasan precios en el eje de US$ 3,10 a la carne y algunas llegan a ofertar hasta US$ 3, pero no compran. Por vacas se ofertan entre US$ 2,60 y US$ 2,75. Muchos productores deciden retener ganados y "meterles kilos baratos". Las entradas de animales a planta se acortaron. Se han concretado negocios con cargas pactadas para comienzos de la semana que viene, según indicó un operador consultado.

Corrección bajista en ovinos

En ovinos también continúa la corrección bajista, por corderos la industria pasa precios entre US$ 3,20 y US$ 3,30. También con entradas no muy largas, promediando de siete a 10 días.

El ajuste se reflejó nuevamente en la planilla de la Asociación de Consignatarios de Ganado. El valor promedio para el novillo quedó en US$ 3,18 por kilo a la carne, seis centavos menos que la referencia de la semana anterior.

El valor de la vaca retrocedió siete centavos respecto a la referencia del lunes pasado hasta los US$ 2,80. La baja en la referencia del novillo en pie fue menor, perdió solamente un centavo y se ubicó en US$ 1,71. En la vaca el precio retrocedió cinco centavos hasta US$ 1,33.

Todas las categorías en ovinos se desvalorizaron. El precio promedio para corderos bajó 12 centavos hasta US$ 3,41, la misma referencia con la que quedó el cordero pesado tras perder 13 centavos. En el borrego, capón y oveja el descenso fue de siete centavos hasta US$ 3,36, US$ 3,09 y US$ 2,83, respectivamente.

La semana pasada se registró la mayor faena de vacunos desde mediados de noviembre de 2014. Tuvo una actividad muy importante en vacas, categoría que tuvo la mayor faena semanal desde el fines de 2010. En total se faenaron más de 50 mil vacunos. La faena alcanzó los 51.335 animales, volumen que fue 3% mayor al de la semana anterior y se posicionó 0,5% por encima del alcanzado un año atrás.

Se compuso en un 50% por novillos, el equivalente a 24.579 animales –nivel 5% y 2% menor, respectivamente– y en un 48% por vacas, que totalizaron 25.677 animales, 14% más que una semana atrás y 5% más en la comparación interanual.

Faena de lanares no levanta

En ovinos la faena no levanta como es habitual a fin de año. De hecho la faena cayó, de 31.726 a 31.494, y resultó 33% menor a la de la misma fecha del año pasado cuando se situaba en 47.319 ovinos.

En la última semana el ingreso por exportación de carne ovina tuvo un avance importante tras el fuerte descenso por US$ 1.200 que tuvo en la semana previa. Pasó de US$ 4.337 a US$ 5.437 por tonelada y llevó al promedio de cuatro semanas móviles hasta US$ 5.033 –5,2% por encima de la referencia media de un año atrás–.

En cambio, la carne vacuna tuvo un leve retroceso respecto a la semana anterior, pasando de US$ 3.366 a US$ 3.647 por tonelada y el promedio bajó a US$ 3.687, 12% por debajo en forma interanual.

La mirada ahora se pone en el clima, que junto a la necesidad de faena que tenga la industria pasan a ser factores clave. Como sucedió a fines del otoño, el mercado pasa a ser "climático". 

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria