El MGAP planea acciones para impulsar el desarrollo del sector. 

 

Los analistas de la Oficina de Planificación y Política Agropecuaria (Opypa) consideran que la agroindustria cárnica es el sector con mayor potencial de expansión y que será el que lidere el crecimiento del agro uruguayo en los próximos años. Así lo señaló el director de esa dependencia del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Mario Mondelli.

Destacó especialmente las señales de oportunidad que se observan para el rubro cárnico, por lo cual se analizan políticas públicas que impulsen el desarrollo de ese potencial. Según pudo saber El Observador, iniciado el próximo año se anunciarán algunas de esas medidas, que se enfocan en el objetivo de su expansión productiva, considerando además la importancia que tiene el rubro por su derrame al resto de la economía.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), estima que la producción mundial de carne vacuna y de búfalo se incrementará 1,3% en 2016, con crecimientos más altos en India (7%), Estados Unidos (5%), Pakistán (3%), Brasil (2%) y México (1%); en tanto, los países con decrecimiento serán Australia (-10%), Canadá (-5%), Rusia (-4%) y Argentina (-2%).
Las exportaciones mundiales se espera crezcan algo más de 3% para 2016. Entre los principales exportadores, los de mayor crecimiento serán Brasil e India (9% cada uno) y Estados Unidos (6%); mientras que los que tendrán una baja en sus volúmenes de exportaciones serán Australia (-10%) y Canadá (-1%).

Entre los principales importadores, China y Hong Kong aumentarán sus importaciones 14%, mientras que Corea del Sur aumentará 13,5% y Rusia 5%. Tanto Japón como Estados Unidos y Canadá reducirán sus importaciones en 2016. En total, las importaciones mundiales crecerán 2%, mientras que en la región las importaciones de Chile tendrán un aumento significativo, en tanto Venezuela seguramente seguirá disminuyendo.

El análisis, publicado en el Anuario de Opypa –presentado esta semana–, consigna que la situación en Argentina puede cambiar con el nuevo gobierno y en el mediano plazo podrá ser un fuerte competidor en los mismos mercados a los que accede Uruguay.

Es poco probable que eso ocurra en el corto plazo, porque el stock vacuno de Argentina bajó considerablemente y llevaría un tiempo recomponerlo, hubo muchas plantas frigoríficas que cerraron y dados los precios del mercado doméstico la exportación debería ofrecer cifras muy competitivas.
Además, los invernadores deberán obtener un ingreso marginal atractivo para cumplir con las exigencias de mercados compradores y el peso medio de carcasa tendría que aumentar considerablemente.

Para Uruguay, a nivel interno se espera que la faena de vacas crezca debido a la baja relación de precios ternero/novillo gordo. Por las condiciones climáticas del otoño y el invierno de 2015 es posible que una proporción importante de vaquillonas y vacas no esté en condiciones de producir un ternero el año que viene y se espera una disminución en el número de terneros a destetar en 2017.

Sin embargo, las condiciones de El Niño pueden favorecer una recuperación rápida en pasturas y ganados de cría, de manera que el resultado final es todavía ambiguo.

Una reducción del área de cultivos habilitaría la instalación de más pasturas para hacer invernadas, aunque el impacto de tal cambio no será muy evidente en 2016.

En el escenario externo 2016 no aparece con grandes cambios, pero tal vez en 2017 los exportadores uruguayos tengan competencia más fuerte en algunos mercados.

La cifra

US$ 1.663 millones... es el monto de divisas que ingresó este año, hasta el 12 de diciembre, por las exportaciones de carnes; el 83% lo explican las colocaciones de carnes de vacuno, según datos del INAC.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria