Varios países están solicitando apoyo al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para poner en marcha planes de uso y manejo de suelos en su producción de granos, así como para controlar el uso de agro químicos para evitar problemas. 

Según el director de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del Ministerio de Ganadería (MGAP), Mario Mondelli, en tan sólo 10 años, Uruguay logró multiplicar por cuatro la producción agrícola, ganadera y lechera, y mientras alimentaba a 7 millones de personas con lo que le vendía al mundo en 2013, pasó a alimentar a 28 millones de personas el año pasado.

"Este es un desempeño extraordinario si lo comparamos con otros países a nivel internacional y refleja los cambios que han tenido las distintas cadenas productivas para lograr este desempeño. No sólo hay un aumento del desempeño productivo y exportador, también creció el valor de las exportaciones", reconoció Mondelli.

"Sin embargo, también se destaca que aumentó el componente de volumen en sus exportaciones comparado con otros países. Eso implica un proceso de cambio técnico, de mejoras productivas en las distintas cadenas, pero también una mayor presión sobre los recursos naturales (agua, suelo, animales, etc.)", destacó.

Para contrarrestar esa presión, desde el MGAP se impulsan una batería de acciones articuladas que apuntan a una intensificación sostenible de la producción.

Hoy el 90% de la agricultura granelera cuenta con Planes de Uso y Manejo del Suelo. De un objetivo total de 1.500.000 hectáreas que albergan agricultura granelera, 1.416.908 hectáreas son controladas por 393 ingenieros agrónomos acreditados por el MGAP, que son los que presentan los planes productivos y se hacen responsables de ellos. Los datos fueron divulgados en rueda de prensa por la directora de Recursos Naturales Renovables, Mariana Hill.

En paralelo se prepara la aplicación de Planes de Uso y Manejo de Suelos en Lechería, precisamente en 307 predios dedicados a la producción de leche, mayoritariamente ubicados en la Cuenca del Santa Lucía. En esta iniciativa se cuenta con un fuerte apoyo de la industria y de los productores.

La otra línea de acción es el control estricto del uso de agroquímicos, donde se pone especial énfasis en el registro de productos, se controla su aplicación y se monitorean posibles residuos químicos sobre los recursos naturales como suelos y agua.

El monitoreo de la aplicación de agroquímicos es uno de los grandes adelantos que ha mostrado la agricultura uruguaya, en un marco de profunda intensificación, liderada por la soja que es el principal cultivo agrícola y el principal impulsor del crecimiento.

Según Mondelli, en el MGAP se reciben varias consultas de países que quieren aplicar el modelo uruguayo y buscan seguir el camino de la tecnificación para hacer crecer sus exportaciones de alimentos.

El director de Opypa sostuvo que la batería de medidas que impulsa el MGAP se basan en la conservación de suelos agrícolas, explotaciones agrícolas, manejo de efluentes, manejo responsable de fitosanitarios, sistemas de alerta y monitoreo.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria