La faena de esa categoría superó a la de las vacas por segunda vez en el año, en un mercado con gran disparidad de valores entre las distintas plantas. 

 

Todavía no se consolidan los US$ 3 por kilo fácilmente en el mercado del ganado gordo, salvo para lotes grandes de novillos de buena calidad. La disparidad de valores entre plantas es marcada y las entradas de animales no superan los siete días. La semana estuvo movida en la reposición. La preferencia estuvo en los negocios cortos y el ternero ajustó hasta en algunos centavos arriba de los US$ 2.

La industria propone hasta US$ 2,95 por kilo de novillos especiales y pesados. Los generales, que es lo que se está comercializando básicamente, consiguen a partir de US$ 2,80. En tanto, la vaca pesada recibe entre US$ 2,60 y US$ 2,65. Hacia abajo se abre un abanico amplio de precios. 

Las últimas dos semanas fueron de fuertes subas en precios. En la última planilla de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) la referencia promedio para el novillo aumentó nuevamente 7 centavos y alcanzó los US$ 2,87 en cuarta balanza. El novillo especial de exportación ganó cinco centavos hasta US$ 2,90, mientras que los buenos y generales avanzaron 8 centavos hasta US$ 2,88 y US$ 2,78 respectivamente. En vaca el gran promedio creció 6 centavos a US$ 2,52. En las especiales aumentó 8 centavos hasta US$ 2,59, las buenas cuatro hasta US$ 2,52 y cinco las generales hasta US$ 2,45.

En ovinos, la baja oferta mantiene firmes los precios, que vieron avances de dos centavos en cordero y oveja hasta US$ 3,22 y US$ 2,72 respectivamente. Se mantuvo el promedio de US$ 3,25 para cordero pesado, US$ 3,20 el borrego y el capón US$ 3,01.

La operativa en la reposición fue ágil tanto en el remate Ganadera Angus de Pantalla Uruguay como en la primera jornada de Plazarural. Los promedios para terneros se recuestan más hacia los US$ 2; los generales hicieron US$ 2,03 y US$ 2,06, respectivamente. El declive de su oferta se ha retrasado respecto a otros años y se concretará en junio, y además se han vendido terneradas más pesadas. El consignatario José Berriel, de Campelir, comentó en Tiempo de Cambio de radio Rural que las terneradas destacadas de calidad logran US$ 2,18 o US$ 2,20 por kilo. 

Por su parte, la vaca de invernada se ha estabilizado de acuerdo con la suba que se ha registrado en la vaca gorda. Lotes muy buenos logran US$ 1,18 o US$ 1,20, mientras los de menor calidad logran algún centavo arriba de US$ 1,05, lo que determina promedios algún centavo arriba de US$ 1,10.

Por otro lado, con las cuadrillas kosher operando la faena de novillos de la semana pasada superó a la de vacas. La faena total se mantiene en el eje de 40 mil reses. Fueron 41.901 los vacunos faenados, 4% más que en la anterior pero 9% menos que un año atrás. 

El 49% fue cubierto con novillos, que totalizaron 20.607 cabezas, 11% más y 14% menos, respectivamente. El volumen superó al de vacas, que totalizó 20.352 cabezas tras retroceder 2% en forma semanal. Se ubicó 3% abajo en la comparación interanual.

La faena de ovinos cayó 36% en la semana hasta 4.937 animales. La diferencia es de 34% menos comparado a un año atrás. La faena de ovejas retrocedió 9% hasta 2.594 cabezas, aunque se mantuvo 13% arriba de un año atrás. Mientras la de corderos bajó 63% hasta 1.467 cabezas.

En lo que respecta a la exportación de carne, el ingreso semanal en la vacuna parece haber hecho piso en US$ 3.000 por tonelada. De acuerdo a INAC, la semana pasada el valor medio fue US$ 3.196 mostrando una baja respecto a los US$ 3.800 de la anterior. En las últimas cuatro semanas el promedio fue US$ 3.247, 14% menos que un año atrás. 

Por su parte, el ingreso por tonelada de carne ovina exportada retornó a un nivel superior a US$ 4.000 tras un registro menor a US$ 2.500 en la anterior por un embarque muy reducido de solo 37 toneladas. El valor medio de cuatro semanas fue US$ 3.900 y marcó un aumento de 10% en la comparación interanual.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria