El novillo general sigue en US$ 3,25 y el especial puede obtener algunos centavos más. 

La caída de las primeras heladas se hizo sentir en la tónica del mercado de hacienda gorda. Los productores se muestran más vendedores y parecen asimilar definitivamente los valores propuestos. La industria por su parte está comprada y más pretenciosa en cuanto a calidad a la hora de cerrar negocios.

Por ahora las referencias de precios se mantienen, con el novillo general en el eje de US$ 3,25 y el especial que puede lograr algunos centavos más. Las entradas están levemente más largas y se ubican en el entorno de los 10 días.

Por su parte, la vaca se negocia a US$ 2,85 como máximo y con presión a la baja por parte de la demanda, las entradas van de dos a tres semanas.

Con respecto a ovinos, hay una oferta muy reducida que se coloca con rapidez y a precios firmes. El cordero puede alcanzar los US$ 3,80 y la oveja se negocia en el eje de US$ 3,20.

La Asociación de Consignatarios de Ganado mantuvo, por cuarta semana consecutiva, su referencia para el novillo en US$ 3,25 y por sexta consecutiva la vaca en US$ 2,79. En tanto, en ovinos subió un centavo el cordero y el cordero pesado a US$ 3,81; y mantuvo la oveja s a US$ 3,21.

No hay antecedentes en esta década de una estabilidad tan prolongada de precios de novillo y vaca. En diciembre de 2011 el novillo había permanecido tres semanas consecutivas en US$ 3,53.

En la semana que culminó el 24 de mayo la faena de vacunos cayó un 4,3% respecto a la semana que terminó el 17 de mayo, pasando de 50.849 cabezas de ganado a 48.686. En comparación a la semana equivalente de 2013, la faena fue un 9,3% mayor. Se faenaron 25.879 novillos (53,2% de la faena total) y 21.948 vacas (un 45,1% del total faenado).

La faena semanal de ovinos fue de 18.956 cabezas, un 18,3% menor a la faena de la semana que terminó el 17 de mayo. La faena semanal fue un 5% inferior a la de la semana equivalente de 2013.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 24 de mayo aumentó respecto a la semana anterior, pasó de los US$ 3,353 el kilo a US$ 3,361, siendo 11,2% menor al precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC cayó, pasó de US$ 2,896/kg  a 2,886, precio 19% inferior al que tenía en el 2013. El cordero INAC aumentó, pasando de US$ 3,789 por kilo a US$ 3,877, siendo 6,1% superior al valor del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina en la semana que culminó el 24 de mayo cayó de US$ 3.954/t a US$ 3.841/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 3.952, un 6,6% superior al que tenía a igual momento el año pasado.

El precio de exportación para la carne ovina aumentó, pasando de US$ 4.018/ton a US$ 4.581/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.502, siendo 16,6% mayor al de igual período en 2013.
La próxima semana será importante para ver si las referencias logran sostenerse en el momento de más faena y presión vendedora del año. En tal caso, las perspectivas del segundo semestre se vuelven más auspiciosas.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria