Muchos anotan camiones de hacienda sin precio para asegurar la fecha de entrada; en novillo gordo la referencia es US$ 2,75/kg. 

El destaque de la semana es el nivel de la faena vacuna, que rompió un récord mensual de seis años. La faena de noviembre alcanzó a 217.706 cabezas, el máximo valor desde diciembre de 2010, cuando la faena trepó a 252.743 cabezas. Hubo un aumento de 12,5% frente al mes anterior y un 9,7% de alza en la comparación con noviembre de 2015.

Hasta noviembre, se llevan faenadas 2,04 millones de cabezas, un 1,2% más que a igual período de 2015. El año pasado se alcanzaron a faenar 2,204 millones cabezas, con un 48,8% (1,077 millones) de cabezas de vacas y un 49% (1,081 millones) de novillos.

La faena de novillos de noviembre alcanzó a 106.815 animales, un 23% más que el mes de octubre y un 4,5% mayor que noviembre de 2015. Es la mayor faena mensual de novillos desde mayo de 2014, mes en que llegó a 109.176 cabezas.

En la semana los precios continuaron cayendo. La referencia para los mejores novillos es US$ 2,75 por kilo en cuarta balanza y para la vaca en el eje de US$ 2,50. La industria está comprada y las entradas se alargaron hasta fin de año, aunque hay algunas plantas con entradas de 10 días.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), en su reunión semanal, informó que con alto nivel de faena y entradas largas se enlentece la concreción de nuevos negocios. Respecto a los precios, bajó 2,76% el novillo a US$ 2,82 por kilo en cuarta balanza, la vaca cayó 3,42% a US$ 2,53 por kilo y la vaquillona perdió 2,54% hasta US$ 2,69.

Muchos productores están anotando camiones de ganado sin precio, para asegurar la fecha de entrada. Ante las necesidades financieras de fin de año prefieren asegurar la entrada, sin certeza del precio. Las gremiales y productores están molestos con estos niveles de precios. El clima y la cercanía de las fiestas van a jugar un papel importante a la hora de formar un mercado en el cierre del año.

En tanto, el mercado de la carne ovina está concentrado en el cordero mamón, sin interés de la demanda por las categorías adultas. La ACG en su comentario destacó esta situación. La referencia del cordero mamón cayó 0,56% a US$ 3,58 en cuarta balanza, la oveja disminuyó 1,39% a US$ 2,83 por kilo y se mantiene el cordero pesado en US$ 3,30 por kilo.

La faena semanal de ovinos llegó al máximo del año desde junio, alcanzando a 35.105 lanares, un aumentó de 1,5% frente a la semana anterior y 1% menor en la comparación interanual. Los corderos representan el 76% de la faena, con 26.525 cabezas; subieron 1,5% en la semana y 6% más en la comparación interanual.

La reposición está con buen nivel de oferta y la demanda cautelosa, con fluidez en la concreción de negocios, aunque los precios se están ajustando por la pesadez del mercado de ganado gordo. La relación flaco gordo está casi en 1,37, por lo que la ecuación para el invernador está muy ajustada.

La ACG bajó 1,37% la referencia de los terneros hasta 140 kg a US$ 2,16 por kilo. Perdieron 0,95% los terneros de 140 a 180 kg a US$ 2,09 y los de más de 180 kg cayeron 0,51% a US$ 1,97 por kilo. Las categorías que tuvieron aumentos fueron los novillos de más de 360 kg 0,69% a US$ 1,46, las vaquillonas 0,68% a US$ 1,47 y las vacas de invernada subieron 0,87% hasta US$ 1,16 por kilo.

En la semana, con 8.437 toneladas vendidas, el precio por tonelada de carne exportada alcanzó a US$ 3.456. El precio acumulado anual hasta el 3 de diciembre tocó los US$ 3.402, un 10,2% menos en la comparación interanual, que fue de US$ 3.787 por tonelada.

El precio de exportación de la carne ovina, con 391 toneladas colocadas, llegó a los US$ 5.112 por tonelada.

El acumulado de la carne ovina de enero a diciembre de este año, alcanzó a US$ 4.226 por tonelada, un 9% menos que en igual período de 2015, cuando alcanzaba US$ 4.644 por tonelada.

Para las próximas semanas no se esperan cambios en el mercado; es probable que luego de fin de año la oferta caiga y le ponga piso a los precios.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria