El mercado sigue en un ascenso gradual de precios.

Está ya menguando la oferta de ganado de campo. Luego de varios meses en los que la faena ha sido alta, con ganados que se prepararon antes de lo habitual, el mercado percibe que la oferta futura será ajustada.

Para negocios por novillo gordo de campo es corriente el US$ 2,90 por kilo carcasa en ganado pesado, y con posibilidad de conseguir US$ 2,95 por animales especiales. Todavía son esporádicas las operaciones a tres dólares.

Los consignatarios subieron dos centavos en cuarta balanza y un centavo en pie las mayores referencias por el novillo, que llega a US$ 2,92 y US$ 1,60.

Para vaca pesada es común conseguir US$ 2,60 y hasta US$ 2,67, por vacas bien pesadas de más de 500 kilos. En la grilla de consignatarios las vacas en pie subieron a US$ 1,34, y las lecheras subieron tres centavos a US$ 1,21.

Van cinco semanas consecutivas de suba, y aunque el mercado está calmo y cercano a la estabilidad, puede esperarse que continúe paso a paso en ascenso. En el corto plazo hay necesidad de cubrir con los embarques de Hilton e Israel. A partir de la segunda quincena de junio será muy escasa la oferta de ganado de campo.

Observando lo que pasa en el mercado de reposición, hay invernadores esperando una poszafra interesante.

Desde el lado de la oferta, hay poca disponibilidad de ganado bien terminado. "Los ganados de avena van a demorar. Los que están sobre pradera siguen su proceso. No es que el productor esté reteniendo, es que no existe una oferta muy grande", señaló un operador. En ganado de campo la oferta ha ido saliendo de forma fluida y cada vez queda menos, apuntó.

En ovinos no hay oferta. Se concretan negocios puntuales, para cordero con precios en el entorno de US$ 3,10- 3,20 y para oveja US$ 2,80.

La faena fue alterada por el paro de la industria. La faena cayó a 38.879 vacunos la semana pasada, distorsionada por los dos días de paro que realizaron los trabajadores de la industria frigorífica. Esto representó una caída semanal de 25%, y el volumen más bajo desde semana de Pascuas. Respecto a igual semana del año pasado el descenso fue de 7%.

La faena semanal de vacas cayó por debajo de las 20.000 cabezas por segunda vez en el año. El porcentaje de esta categoría sigue siendo mayor que el de novillos. Con una participación de 51% totalizó 19.790, un 25% menos que las 26.366 enviadas a planta la semana anterior. En esta categoría la caída fue de 3% respecto a igual semana del año pasado.

Los novillos tuvieron una participación de 48% en el total, con 18.449. Esto marcó una baja de 23% respecto a los 24.055 de la semana anterior. La caída interanual es de 10%.

En ovinos la faena fue la segunda más baja detrás del volumen enviado en semana de Pascuas. Totalizó 5.454, también 25% menos que los 7.280 de la semana anterior. La faena se mantuvo 10% por arriba del año pasado por una mayor faena de corderos.

Los corderos tuvieron una participación de 44% en el total, con 2.411 animales, seguidos por 1.407 ovejas y 1.333 borregos.

La reposición firme

La reposición sigue firme. Tanto en los remates de Lote21 como de Plazarural los precios del ternero se ubicaron en promedio sobre US$ 2,15, mejorando los precios respecto a las ventas previas. En el caso de Lote también subieron las terneras.

Sigue activa la exportación en pie, igual que los invernadores que se encuentran con buena cantidad de forraje disponible. 

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria