La Federación y Asociación Rural no descartaron reunirse con el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, para resolver la problemática de la venta de haciendas. El encuentro de ayer con las cámaras de la industria trajo más tranquilidad a productores. 

"La reunión con la industria frigorífica fue positiva y nos dejó conformes", aseguró a El País el presidente de la Asociación Rural (ARU), Ruben Echeverría, admitiendo a la vez que "había que hacerla".

Las gremiales están muy preocupadas porque tienen temor de que la producción récord de 3 millones de terneros que se registró la zafra pasada, juegue en contra de los precios del ganado, aportándole un desánimo al productor.

Según Echeverría, en el encuentro "hubo buena voluntad por ambas partes en seguir avanzando en los temas que preocupan". Ahora, en el marco de una estrategia ya acordada, las dos gremiales de productores intentarán concertar un encuentro con el ministro Tabaré Aguerre, que también está preocupado por la comercialización de haciendas.

En el encuentro de ayer, los industriales -las autoridades de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF) y de la Asociación de la Industria Frigorífica (Adifu)- aportaron tranquilidad a los productores diciéndoles que hay mercados suficientes para absorber la oferta de ganado.

"Eso nos dio mucha tranquilidad, porque los productores apostamos a producir si hay mercados, pero hay que darles mensajes positivos a los productores, porque las faenas venían en descenso y con entradas largas", dijo Echeverría.

La industria negó que se alarguen las entradas del ganado, sino que asegura que están fluidas, exhortando a las gremiales a denunciar si alguna planta alarga los plazos de ingreso del ganado.

Respecto a los precios del ganado, el presidente de la ARU admitió que no se arreglan de un día para otro y dijo que "serán estudiados internamente por cada una de las cámaras de la industria frigorífica". Los frigoríficos sostienen que en los últimos siete u ocho meses, cuando precisaban faenar, los productores retuvieron ganado porque tenían suficiente pasto en el campo. En la otra vereda, los productores se quejaban del bajo nivel de faena, ahora que precisan sacar el ganado de los campos porque se viene el invierno.

Los frigoríficos no comparten la idea de desestímulo del productor que denuncian las gremiales de ganaderos. "Hoy la demanda de la industria está en su mayor potencialidad. La industria faena todo el ganado que hay y en algunas categorías -como bien puede ser hoy una vaca gorda- porque tenía que cumplir algunos negocios, no satisfacía la expectativa del productor", aseguró José Costa, presidente de Adifu a radio Carve. El industrial insistió en que "a esta altura del año no se vio una oferta que sobrepase la capacidad de los frigoríficos".

En cuanto al desánimo que denuncian las gremiales de ganaderos, el presidente de Adifu lo rechazó. "Si se habla tanto del desánimo la gente se desanima", dijo tajante.

Y fue más a fondo todavía, recordando que "hace cuatro años atrás los precios de los ganados valían un poco menos con un dólar más barato".

Hoy la industria "maneja un espíritu de optimismo sobre el futuro, por todo los mercados que Uruguay tiene abiertos para sus carnes. Todo lo producido se venderá", aseguró Costa.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria