Alejandro Zambrano destacó que “ya tenemos una referencia de precios 10% por encima” de un primer semestre “raro”. 

La característica del mercado local de las haciendas durante el segundo semestre de 2014 será totalmente distinta a la que existió en el semestre inicial, según vaticinó a El Observador Agropecuario Alejandro Zambrano, vicepresidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG).

Explicó que “ya tenemos una referencia de precios cerca de 10% por encima de la referencia que hubo durante muchas semanas de la primera mitad del año, que fueron US$ 3,20 a US$ 3,25 en el novillo y US$ 2,80 en la vaca”.

Durante la semana en curso, los precios de referencia divulgados por la ACG fueron, precisamente, US$ 3,41 para el novillo gordo y US$ 3,02 para la vaca gorda.

Ello ocurre “en un mercado con menos oferta, lo que está generando que los compradores se disputen los ganados de otra manera y eso genera un mercado más normal, más de acuerdo a un mercado de oferta y demanda normal”, indicó. Señaló luego que “parecería que eso será la constante durante la segunda mitad del año, ojalá que así sea”.

Mientras tanto, dijo, la carne uruguaya en los negocios hacia el exterior “sigue mostrando mucha firmeza en los precios, se puede ver en la página del Instituto Nacional de la Carne (INAC)”, destacando lo positivo de esa realidad que se ha sostenido últimamente.

Al ser consultado sobre los negocios relacionados con la carne para el mercado interno, añadió: “Durante esta semana tuvimos la segunda suba consecutiva de los precios de la carne para el abasto”.

Zambrano declaró: “Parecería que la segunda mitad del año será mejor, no creo que eso compense lo de la primera mitad en el ganado gordo, pero vamos a tener un resto del año distinto desde el punto de vista de los precios y ojalá en la rentabilidad”.

Eso, añadió, seguramente “se vea reflejado también en una mejor situación para la cría”.

Cuando se le preguntó sobre cómo se visualizó el primer semestre de 2014, dijo que “fue raro, sobre todo no hubo una correlación de lo que pasaba por un lado con el mercado de las carnes uruguayas en el exterior y lo que pasaba por otro en el mercado interno”.

“No necesariamente tiene que existir una correlación, como lo he escuchado y estoy de acuerdo, porque en definitiva el mercado de las haciendas como todo mercado es determinado por la oferta y la demanda, pero el problema en este caso es que la oferta y la demanda tampoco tuvieron un comportamiento normal. El nivel de actividad para la oferta que había fue mucho menor y eso fue lo que determinó los precios”, dijo.

El empresario y rematador, al respecto, afirmó: “Tuvimos por varias semanas faenas de 40 mil reses semanales cuando el nivel de actividad sin duda permitía las 50 mil reses, o incluso algo más, eso generaba entradas largas, tuvimos entradas de un mes y pico”, y que los precios como señaló se mantuvieran durante mucho tiempo entre US$ 3,20 y US$ 3,25 para el novillo y en el eje de los US$ 2,80 la vaca. 

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria