El gobierno sigue preocupado y estudia alternativas para darle mayor transparencia al negocio cárnico y principalmente, para generarle certidumbre al criador de terneros. Un asesor del presidente José Mujica se reunió con la Federación Rural. 

Mientras en la interna de los ruralistas se sigue estudiando la propuesta del Poder Ejecutivo de impulsar un acuerdo entre privados -generando un precio piso para el novillo gordo que sea alrededor del 75% del valor del Novillo Tipo calculado por INAC-, el gobierno sigue preocupado y analiza los caminos para lograr mayor transparencia en el negocio cárnico, buscando defender al productor de terneros. El pasado lunes, el consejo directivo de la Federación Rural se reunió con Andrés Berterreche, asesor político del presidente Mujica, para intercambiar ideas y hablar sobre el mercado de haciendas.

"Estamos trabajando para darle mayor cristalinidad al negocio cárnico, pero no hay ningún proyecto de apertura de una nueva planta frigorífica por parte del gobierno", aseguró Berterreche ayer a El País.

Es que entre las opciones por darle mayores certidumbres se analizaron como una de las posibilidades reflotar algunas de las plantas frigoríficas que están cerradas. En más de una oportunidad, el presidente Mujica manejó la idea de tener un frigorífico "testigo" y cuando eso sucede, cobra más fuerza la chance de proyectos para reflotar empresas que están cerradas desde hace varios años.

El presidente de la Federación Rural, Carlos María Uriarte, dijo a El País que "es interesante el punto de vista de tener una empresa testigo, a través de la cual podamos hacer un seguimiento del proceso industrial y que nos permita tener una alternativa que el mercado hoy no otorga, como bien podría ser el vender en tercera balanza".

Entre las alternativas que se manejaron en el encuentro con Berterreche estuvo la de reflotar una planta en Canelones, a través de "una cooperativa de fazoneros que contaría con el apoyo del Fondo de Desarrollo que maneja Presidencia, apuntando a recuperar empresas", dijo Uriarte.

La otra versión que aún ronda en el mercado es la posibilidad de que prospere una cooperativa de extrabajadores del Frigorífico Florida, la que pondría a trabajar una nueva planta. Uriarte agradeció la visita de Berterreche -que también fue exministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, además de titular de Colonización- y sostuvo que la meta era intercambiar ideas y hacer una puesta a punto de la problemática del mercado de haciendas.

En cuanto a la propuesta impulsada por el Ejecutivo que busca lograr un acuerdo entre privados, el presidente de la Federación Rural dijo que "se avanzó poco".

Hasta el momento se intercambió ideas con las Sociedades Federadas y el Consejo de la Federación Rural busca madurar ideas. "Lo que puedo adelantar es que la idea no está muy clara, porque se basa en un acuerdo entre privados", dijo Uriarte.

Agregó que "los productores tienen temor de que el Estado intervenga el mercado, pero hay quienes pensamos que no. Estamos estudiando los planteos".

Por otro lado, se habría acordado que el precio piso para el novillo gordo que planteó el Ejecutivo debería ser "el promedio de los últimos siete años que es el 76% del valor del Novillo Tipo calculado por el Instituto Nacional de Carnes".

Pero, como consideran que ese 76% propuesto será el precio del mercado -será difícil lograr que se pague por encima-, "la meta es también establecer un techo de 80% del precio del Novillo Tipo. La idea sería poner ambos precios medio cerca, de forma de evitar las fluctuaciones de valores que no le hacen bien al mercado, porque a veces benefician a un sector y a veces a otro", explicó el presidente de la Federación Rural. A la vez, aseguró que la propuesta de la industria frigorífica que promueve acordar entre criadores y recriadores un valor constante fijo del precio del ternero basándose en el precio del novillo gordo, tiene "muy pocas consideraciones" y "muy poco sustento técnico", aunque valoró que haya propuestas.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria