El mercado de ganado gordo cierra la semana mostrando mucha firmeza. La oferta se sigue achicando y la industria muestra avidez por todas las categorías. En las próximas semanas varias plantas pararán. 

Con una oferta que se achica cada vez más, sumada a las dificultades para cargar los ganados comprometidos que está ocasionando el clima, el mercado de haciendas gordas listas para faena sigue cada vez más firme.

Si bien la semana pasada se reportaron negocios a US$ 3,60 por kilo de carne para novillos gordos especiales (muy bien terminados), los valores de esta semana para los animales de punta están entre US$ 3,50 y US$ 3,55 por kilo de carne, según consignó a El País el consignatario Pablo Reyes.

Más allá de la avidez que muestra la industria por hacerse de los ganados bien terminados y armar las faenas, hay algunas plantas que están pasando precios por abajo de los citados, según confirmaron varios consignatarios.

La demanda parece que se achicará de cara a las próximas semanas, pues algunos frigoríficos paralizarán las faenas por algunos días, otorgando licencias a su personal, ante el faltante de ganado. Con una mayor reducción de la faena el mercado intentará encontrar su punto de equilibrio.

Mientras tanto, en el caso de la vaca gorda bien terminada los precios de referencia son entre US$ 3,30 y US$ 3,55 por kilo de carne.

Según Reyes, hoy se coloca rápido (en no más de cinco días) y fluído todo el ganado gordo; esas entradas cortas son las que están marcando la necesidad de la industria por armar faenas.

Según publicó esta semana Faxcarne, los valores de referencia que hoy tiene el mercado para novillo gordo son los más altos desde hace 11 meses.

El novillo Mercosur, índice calculado por Faxcarne está en US$ 3,57 por kilo de carcasa y los precios del ganado gordo continúan firmes en toda la región, con la salvedad de Brasil, donde está apareciendo más oferta que presiona a la baja las cotizaciones.

El valor medio de los novillos en los principales estados exportadores brasileños bajó 2 centavos, posicionándose en US$ 3,54 el kilo carcasa. En Paraguay, aunque el clima tiende a normalizarse, el mercado también está en alza y en Argentina los precios se mantienen firmes.

Por otro lado, en Uruguay se ve como probable que este año se incremente la faena de vacas frente a lo que fue el año pasado. La vaca tiene menos requerimientos que el novillo gordo al momento de ser terminada.

Para muchos frigoríficos la baja de la oferta de ganado -producto de que se hicieron menos verdeos y de la incertidumbre climática- está provocando faltantes para cumplir con los negocios pactados con el exterior. Esa situación generó una puja entre las empresas por el poco ganado gordo que sale al mercado y la suba de los precios, pues algunos tuvieron que despegarse del grueso de la industria para captar más de ese ganado que salió a venderse.

El repunte de precios para el ganado gordo fue significativo, porque "se venía de valores muy bajos", reconoció el consignatario Reyes.

"Se viene de una baja muy violenta y cuesta la mayor recuperación de valores", agregó el operador. Por otro lado, las categorías de ganado de reposición también comenzaron a subir y "hay recuperación en varias, cortándose la presión vendedora que se veía en el mercado semanas atrás", dijo Reyes. Los criadores ven ahora mejores señales.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria