La oferta es inexistente y la demanda importante, estiman que habrá ovinos gordos recién a partir de fines de agosto. 

El precio del cordero de más de 13 kilos peso canal volvió a superar los US$ 4 por kilo en cuarta balanza, cotización que no alcanzaba desde mayo de 2012, según datos del Instituto Nacional de Carnes. De todos modos los precios “son prácticamente nominales, porque no hay oferta”, dijo a El Observador Darío Marrero.

El consignatario reconoció que le llama la atención la escasa oferta de lanares en el mercado, y confirmó que la demanda de la industria es importante. “De los frigoríficos llaman todos los días para pedir ovinos para faena, de cualquier categoría. Hay preferencia por corderos, pero si se consiguen ovinos adultos también se venden”, dijo.

Marrero consideró que hasta que no se hagan las esquilas preparto es difícil que haya oferta. Sobre los precios dijo que es un momento para consultar negocio a negocio. “Las referencias que se escuchan hoy en el mercado son US$ 3,80, US$ 3,90 y hasta US$ 4 por los borregos. Son precios que están volviendo a los niveles pico de 2012”, destacó.

El consignatario confirmó que hay muy buena demanda de los mercados internacionales por la carne ovina, pero que el problema es la escasez de oferta de materia prima. “El mercado puede estar distorsionado por la escasa oferta existente, pero esa escasez se mantendrá hasta que se hagan las esquilas preparto. La expectativa es que la oferta aparezca a fines de agosto”, dijo.

Agregó que así como está escasa la oferta para faena también está escasa la reposición y los remates feria ofrecen muy pocos lotes de ovinos.

Vacunos gordos 
Sobre el mercado de vacunos gordos dijo que se mantiene la demanda fuerte, aunque consideró que en los últimos días hay una tendencia a que los precios se estabilicen en US$ 3,55 por kilo en cuarta balanza para los novillos y US$ 3,25 para las vacas.

“Esos precios parece que no se superan tan fácil como hace algunas semanas atrás. La intención de la industria es estabilizar el mercado en estos niveles de precios, considerando que no hay oferta. Salir a pagar más por un producto que no hay es recalentar el mercado sin conseguir materia prima”, analizó.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria