Con una fuerte exportación de cortes bovinos a los mercados del Nafta, será difícil que los frigoríficos uruguayos puedan aprovechar, en el corto plazo, las oportunidades en Rusia. Según los operadores, se podrán colocar menudencias. 

Canadá y Estados Unidos, dos de los mercados del Nafta (junto con México) son hoy los protagonistas de las compras de carne bovina uruguaya, principalmente en lo que hace a cortes del delantero, el mismo juego de cortes (Chuck & Blade) que también demanda Rusia.

El gobierno ruso prohibió por un año las importaciones de alimentos desde la Unión Europea y Estados Unidos, en represalia a las sanciones que ambos le impusieron en el marco del conflicto con Ucrania.

El broker Alejandro Berrutti, principal de United Breeders & Packers opinó que en el corto plazo es difícil que la decisión rusa traiga beneficios a la exportación de carne.

"Hoy toda la exportación está apuntando a Canadá y Estados Unidos -mercados del Nafta-, donde se consigue 20% más de precio fuera de cuota de lo que Rusia está dispuesto a pagar por un delantero bovino", destacó el operador.

Uruguay tiene una cuota cárnica con Estados Unidos de 20.000 toneladas de carne vacuna peso embarque (que son 29.000 toneladas peso carcasa), desosada y madurada, pero hay años, como es el caso del actual, donde a la industria le conviene colocar carne más allá de haber cumplido el cupo.

Dentro de cuota, la carne paga un 26,4% de arancel más US$ 44 por tonelada, pero fuera de cuota paga el 50%.

"Todos los países que tienen aprobado el ingreso a Estados Unidos, como lo son Australia, Nueva Zelanda, Uruguay o Chile - entre otros-, miran para ese mercado adentro y afuera de cuota", explicó Berrutti a El País. Estados Unidos cuenta hoy con uno de los stocks de ganado más bajos de su historia y sufre las consecuencias de la sequía que ha castigado duro el rodeo en varios estados.

En paralelo, Canadá donde también se entra con cuota -11.800 toneladas peso embarque con arancel cero- "está haciendo compras para embarques en septiembre y en octubre, para que llegue en noviembre y diciembre, pero esa carne se sacará de Aduanas recién en enero, en el marco de la nueva cuota. Son compras especulativas para fijar dentro de la cuota", dijo Berrutti. Esa demanda desde Canadá es la que le está otorgando mayor firmeza a la demanda desde el Nafta.

Berrutti estimó que Rusia volvería a convertirse en una alternativa viable si se cae la demanda desde los países del Nafta.

Sin embargo, en lo que es la compra de menudencias, la demanda rusa está muy activa. "Está muy activo en lo que es hígados, lenguas y corazón", explicó el operador, aunque reconoció que "los precios todavía no tienen cambios, pero sí hay demanda firme".

Según publicó Faxcarne esta semana, desde Uruguay, el delantero (90 CL) se mantiene en el eje de US$ 5.400 por tonelada FOB cuando se vende adentro de cuota. En tanto, en las ventas para Canadá se consiguen precios de US$ 4.800 FOB.

En ambos casos representan precios superiores a los que está pagando, por la misma mercadería, China, Rusia o Israel, dijeron fuentes de la industria.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria