La oferta que aparece de ovinos se coloca a muy buenos valores; los corderos pesados superan los US$ 4 y los mejores novillos siguen en el eje de los US$ 3,60. 

La escasa oferta sigue siendo el común denominador, tanto del mercado de vacunos como en el de ovinos. Además, la persistencia de lluvias complicó las cargas y como consecuencia la faena semanal de vacunos fue la más baja desde el 4 de enero –semana que no contó con todos los días de faena–. Mientras que en vacunos se detuvo el alza de precios, en ovinos la fuerte demanda sigue impulsando los valores.

La poca oferta que hay es muy pretenciosa a la hora de vender sus ganados y si bien hay disparidad de precios entre plantas, el precio tope pagado por los mejores novillos sigue ubicado en US$ 3,60. Por su parte, el máximo para la vaca se mantiene en US$ 3,30, con la mayoría de los negocios en el eje de US$ 3,25. Las entradas son prácticamente inmediatas, si el tiempo lo permite.

En ovinos a medida que avanzan las esquilas aparece algo de oferta y se coloca con gran agilidad y a muy buenos precios. Los corderos pesados superan los US$ 4 y pueden alcanzar hasta US$ 4,10, en tanto la oveja alcanza cotizaciones de hasta US$ 3,50.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) subió por séptima semana consecutiva sus referencias para novillos y vacas. El novillo gordo aumentó un centavo a US$ 3,55 –su máxima referencia desde agosto de 2013– y uno la vaca a US$ 3,21 –la mayor desde marzo–. En ovinos, mantuvo el cordero a US$ 3,96 y subió cuatro el pesado, a US$ 4,02 el kilo. En tanto, subió dos centavos la oveja, a US$ 3,43 el kilo.

En el remate de la semana pasada de Pantalla Uruguay la firmeza del gordo se siguió trasladando a los precios de los ganados de reposición y los terneros se comercializaron en el eje de US$ 2,20. La suba de precios se consolidó esta semana en Lote 21 y los terneros promediaron US$ 2,23, un 12,6% más que en el anterior remate de la firma, de todas formas fue un 7,5% menos que el promedio del remate de agosto de 2013.

En la semana que culminó el 2 de agosto la faena de vacunos cayó un 7,6% en relación a la de la semana que terminó el 26 de julio, pasando de 31.052 cabezas de ganado a 28.677. Fue la menor desde comienzos de enero, cuando se faenaron 22.732. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue un 10,7% menor. Se faenaron 14.406 novillos –50,2% de la faena total– y 13.632 vacas –un 47,5% del total faenado–.

La faena de bovinos de julio se ubicó en las 152.333 cabezas de ganado, fue un 23% menor a la faena de junio y 4,5% mayor a la del mismo mes de 2013. Se faenaron 74.488 vacas –15,5% más que en julio de 2013– y 74.101 novillos –5,4% menos que el año pasado–.

Por su parte, la faena semanal de ovinos fue de 19.893 cabezas, un 51,7% mayor a la faena de la semana que terminó el 26 de julio. La faena semanal fue un 22,5% menor a la de la semana equivalente del 2013.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 2 de agosto subió respecto a la semana anterior, pasó de los US$ 3,620 el kilo a US$ 3,697, siendo 0,3% menor al precioque tenía hace un año. El kilo de vaca INAC también aumentó, pasó de US$ 3,239/kg a US$ 3,275/kg, precio 5,2% inferior al que tenía en el 2013.

El cordero INAC subió, pasando de US$ 4,120 por kilo a US$ 4,155, siendo 10,6% mayor al valor del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina en la semana que culminó el 2 de agosto cayó de US$ 4.056/t a US$ 3.580/t.

El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 3.871, un 7,8% superior al que tenía a igual momento el año pasado.

El precio de exportación para la carne ovina disminuyó, pasando de US$ 5.074/ton a US$ 3.747/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.379, siendo 11,2% mayor al de igual período en 2013.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria