Con mejores valores para las haciendas bovinas, alcanzando los mejores novillos los US$ 3,60 por kilo con más facilidad, la faena fue la más alta desde inicios de julio. 

La faena semanal de vacunos tuvo una importante suba, se acercó a 35 mil vacunos y fue la mayor desde comienzos de julio. Con el objetivo de captar la pretenciosa oferta, la industria pagó algunos centavos más por los ganados, principalmente por vacas, y los productores respondieron.

Los US$ 3,60 por los mejores novillos se consiguen con más facilidad e incluso se registraron negocios por encima de dicha referencia, algo que las semanas anteriores no ocurría. En el caso de la vaca la suba de precios fue mayor, con los US$ 3,30 como una referencia corriente y negocios puntuales por hasta US$ 3,38. Las entradas se mantienen prácticamente inmediatas.

En ovinos, la oferta que aparece se sigue colocando con agilidad y buenos precios. Los corderos pesados cotizan entre los US$ 4 y US$ 4,10, en tanto la oveja se negocia de US$ 3,40 a US$ 3,50.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) subió por octava semana consecutiva sus referencias para novillos y vacas. El novillo gordo aumentó dos centavos a US$ 3,57 –máximo desde agosto de 2013– y cuatro la vaca a US$ 3,25 –la mayor desde marzo–. En ovinos, subió dos centavos el cordero a US$ 3,98 y tres el pesado a US$ 4,05 el kilo. En tanto, subió un centavo la oveja a US$ 3,44 el kilo.

La tendencia alcista de los precios de los ganados de reposición también se mantiene. La semana pasada en Lote 21 la categoría terneros promedió US$ 2,23. Esta semana en el rematePlazarural volvieron a subir y promediaron US$ 2,25, un 6% más que el anterior remate de la firma. Se vendió prácticamente toda la oferta de terneros, con un porcentaje de colocación del 97%.

En la semana que culminó el 9 de agosto la faena de vacunos aumentó un 19,8% en relación a la de la semana que terminó el 2 de agosto, pasando de 28.677 cabezas de ganado a 34.364. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue un 11,3% mayor. Se faenaron 16.468 novillos –47,9% de la faena total– y 17.092 vacas –un 49,7% del total faenado–.

Por su parte, la faena semanal de ovinos fue de 18.059 cabezas, un 9,2% menor a la faena de la semana que terminó el 2 de agosto. La faena semanal fue un 24,8% menor a la de la semana equivalente del 2013.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 9 de agosto cayó respecto a la semana anterior, pasó de los US$ 3,697 el kilo a US$ 3,657, siendo 2,1% menor al precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC aumentó, pasó de US$ 3,275/kg  a US$ 3,280/kg, precio 6% inferior al que tenía en el 2013. El cordero INAC disminuyó, pasando de US$ 4,155 por kilo a US$ 4,144, siendo 9,4% mayor al valor del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina en la semana que culminó el 9 de agosto subió de US$ 3.518/t a US$ 4.381/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.062, un 8,4% superior al que tenía a igual momento el año pasado.

El precio de exportación para la carne ovina también se incrementó, pasando de US$ 4.264/ton a US$ 4.714/ton. El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.552, 10,9% mayor al de igual período en 2013.

La ganadería sigue semana tras semana recuperando un panorama halagüeño. El rebrote ya se insinúa en el norte, la primavera está cerca y los precios se consolidan. 

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria