El mercado ganadero sigue mostrando poca oferta, por más que estos días soleados están ayudando a que los ganados repunten y le dan un alivio a los campos y verdeos que vienen atrasados. 

Según dijo a El País el secretario de la Asociación de Consignatarios de Ganado, Sebastián Blanco, en algunos casos se consiguen US$ 3,60 por kilo para novillos gordos, mientras que la vaca gorda se paga entre US$ 3,38 y US$ 3,40 por kilo de carne. A la vez, con una demanda impulsada fuertemente por el abasto interno, la vaquillona llega a US$ 3,50 por kilo de carne.


“No creo que vaya a crecer la oferta,seguirá igual y los valores también”, estimó Blanco. La industria frigorífica mantiene las entradas muy cortas (entre 4 días y una semana) buscando acaparar la mayor cantidad de ganado posible para armarse las faenas. El abasto interno, al igual que en semanas anteriores, es el que está fijando los precios piso de la hacienda. 

Mientras tanto, en ovinos se coloca fácilmente todas las categorías y la oferta es todavía más escasa que en vacunos, como sucede todos los años cuando comienzan las esquilas.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria