Frenará ventas porque la hacienda subió más de 10% y los carniceros prevén alzas de 8% al público; Comercio dice que la medida fue "consensuada". 

Por la suba que tuvo el precio de la hacienda en las últimas dos semanas, con aumentos, según las categorías, de entre 10 y 15%, y la amenaza de que los aumentos se trasladen de manera inminente a los cortes de carne que consume el público, el Gobierno restringirá por 15 días las exportaciones de carne vacuna reduciendo la entrega de nuevos permisos para embarcar.


La medida fue decidida por la Secretaría de Comercio, y el subsecretario de Comercio Interior, Ariel Langer, fue el encargado de transmitírsela ayer a los exportadores del rubro.

"Nos dijeron que no se cierran del todo las exportaciones, pero se van a restringir los ROE [permisos de exportación], y esto será por unos 10 a 15 días hasta que baje el precio de la hacienda", contó a la nacion uno de los asistentes al encuentro de ayer.


Por su parte, una fuente del Ministerio de Economía con acceso a Comercio dijo que la decisión fue "consensuada" y que las exportaciones "no se cortan".

"Se acordó con los exportadores moderar el nivel de exportaciones porque ya eran superiores al mismo nivel de agosto de 2013. No se cortan y no se toma ninguna medida drástica, pero se van a tener que moderar para calmar la voracidad", afirmó la fuente oficial.

En Comercio tomaron con preocupación el aumento de la hacienda de los últimos quince días en el Mercado de Hacienda de Liniers. En esa plaza, la categoría novillos subió en promedio 10,47% (de 15,84 a 17,50 pesos el kilo) y en terneros el aumento fue de 11,6% (de $ 17,91 a $ 20). "En terneros se llegó a pagar 23 pesos y con eso se asustaron en Comercio", señaló un operador del sector.

Mientras tanto, el índice Novillo del Mercado de Liniers pasó en las últimas dos semanas de 15,75 pesos el kilo a 17,49 pesos, un alza de 11%. Este indicador de precios ya acumula un incremento de 73% desde agosto de 2013.

En Liniers atribuyen los aumentos a una restricción de oferta por el mal estado de los caminos rurales tras los excesos hídricos de los últimos meses, lo que complica los traslados de hacienda, y advierten que se atrasaron los engordes en los feedlots (engorde a corral) entre 30 y 40 días, disminuyendo la salida de animales.

En este contexto, desde la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams advirtió que los comercios aumentarán los precios al público.

"Hace quince días los frigoríficos nos vienen aumentando de a un peso la carne [media res] y ayer [por anteayer] le metieron entre 2 y 3 pesos. Ya llevan 6 pesos de incremento en menos de un mes. Los carniceros van a trasladar esos aumentos [al público] en un 8% por lo menos. En los cortes más caros la suba va a ser de 5 a 6 pesos por kilo", indicó.

La reunión en Comercio tuvo tramos de tensión, según señalaron industriales. Sucede que la nueva restricción llega en un momento donde continúa creciendo el cierre de frigoríficos.

Hace quince días, en Córdoba, Estancias del Sur, del grupo brasileño Marfrig, cerró y despidió más de 500 operarios. La semana pasada, en el conurbano, Ganadera Nueva Escocia pidió su concurso de acreedores en medio de una situación financiera delicada. En los últimos años ya son más de 130 los establecimientos inactivos con la pérdida de unos 18.000 puestos de trabajo.

Para los empresarios, restringir las exportaciones no servirá para bajar el precio. De hecho, hoy sólo se exporta menos de un 6 por ciento de lo producido anualmente.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria