La firmeza de precios se mantiene, los mejores novillos superan los US$ 3,60 por kilo y la vaca puede alcanzar los US$ 3,40; las entradas son casi inmediatas. 

A pesar de que se mantiene la escasa oferta, la faena de vacunos volvió a subir. Los actuales valores pagados por la industria conforman al productor y por lo tanto hay agilidad en los negocios. De todas formas en la reunión semanal de la Asociación de Consignatarios de ganado sorprendió la nueva suba en la faena y se atribuyó a que la industria haya matado un gran número de animales de sus corrales.

En materia de precios, los US$ 3,60 son una referencia corriente para los mejores novillos e incluso se pueden obtener algunos centavos más por lotes especiales. En el caso de la vaca, la suba de precios fue más abrupta en las últimas semanas y el tope se ubica en US$ 3,40. Las entradas se mantienen prácticamente inmediatas.

En el mercado de ovinos, a medida que avanzan las esquilas y aparece oferta, se coloca con rapidez y a muy buenos valores. Los corderos pesados se mantienen en el eje de US$ 4,05, en tanto la oveja puede alcanzar los US$ 3,50 en promedio.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) subió por novena semana consecutiva sus referencias para novillos y vacas. El novillo gordo aumentó un centavo a US$ 3,58 –máximo desde agosto de 2013– y cinco la vaca a US$ 3,25 –también la mayor agosto de 2013–. En ovinos, subió cuatro centavos el cordero a US$ 4,02 y uno el pesado a US$ 4,06 el kilo. En tanto, subió cuatro la oveja a US$ 3,48 el kilo.

La tendencia alcista de los precios de los ganados de reposición también se mantiene. La semana pasada en el remate Plazarural la categoría de terneros volvió a subir y promedió US$ 2,25, un 6% más que el anterior remate de la firma. Se vendió prácticamente toda la oferta de terneros, con un porcentaje de colocación del 97%.En el caso de las hembras las subas fueron moderadas.

En la semana que culminó el 16 de agosto la faena de vacunos aumentó un 6,1% en relación a la de la semana que terminó el 9 de agosto, pasando de 34.364 cabezas de ganado a 36.449. En comparación a la semana equivalente del 2013, la faena fue un 21,1% mayor. Se faenaron 18.452 novillos –50,6% de la faena total– y 17.296 vacas –47,5% del total faenado–.

Por su parte, la faena semanal de ovinos fue de 15.915 cabezas, un 11,9% menor a la faena de la semana que terminó el 9 de agosto. La faena semanal fue un 45% menor a la de la semana equivalente del 2013.

El índice INAC para el kilo de novillo de la semana que terminó el 16 de agosto aumentó respecto a la semana anterior, pasó de los US$ 3,657 el kilo a US$ 3,679, siendo 2,1% menor al precio que tenía hace un año. El kilo de vaca INAC aumentó, pasó de US$ 3,280/kg  a US$ 3,307/kg, precio 5,8% inferior al que tenía en el 2013. El cordero INAC subió, pasando de US$ 4,144 por kilo a US$ 4,150, siendo 8,7% mayor al valor del año pasado.

El precio promedio de exportación para la carne bovina en la semana que culminó el 16 de agosto cayó de US$ 4.374/t a US$ 4.112/t. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue US$ 4.023, un 12,3% superior al que tenía a igual momento el año pasado.

El precio de exportación para la carne ovina se incrementó, de US$ 4.713/ton a US$ 5.418/ton (precio promedio obtenido a partir de sólo 76 toneladas exportadas en la semana, el menor volumen desde hace tres años). El ingreso promedio de las últimas cuatro semanas fue US$ 4.868, 18,5% mayor al de igual período en 2013.

Con la conjunción de precios de exportación superior a US$ 4.000 para la carne vacuna y US$ 4.500 para la carne ovina y un excelente final del invierno, se sigue consolidando un excelente panorama para la ganadería, en lo que es la previa a la zafra de reproductores.

Los precios se han acoplado a las referencias lógicas de acuerdo al Novillo Tipo y los precios de exportación y la oferta empieza a gradualmente aparecer.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria